Skip to content

La mentira de la crisis #despertarconel15m

19 marzo, 2012

No os engañe el titular. No voy a ser yo quien diga que no hay crisis. SI la hay, y muy grande!

Las consecuencias más graves de la crisis las vemos, las vivimos, o las ignoramos:

1) Hay personas que no pueden comer.
2) Hay personas que no tienen dónde vivir.
3) Hay personas que no pueden trabajar.

Analicemos:

1) Hay personas que no tienen para comer. Debe ser que la crisis es de alimentos… Pero en una charla Esther Vives afirma rotundamente que en este planeta generamos alimentos para 9.000.000.000 (nueve mil millones) de personas. En el planeta actualmente vivimos 6.000.000.000 (seis mil millones) de personas (o de gente según se mire). No parece que sea un problema de alimentos.

2) Hay personas que no tienen dónde vivir: Debe de ser una crisis de viviendas…. Pero resulta que no! Las ciudades están llenas de pisos vacios, lo que apuntaría más a que “sobran” sitios dónde vivir que no que falte. No debe de ser un problema de vivienda.

3) Hay personas que no pueden trabajar: Está claro, este debe de ser el problema… Nos estamos quedando sin trabajo porque pocas cosas más quedan por hacer. Los hospitales están llenos de camas vacías y quirófanos que no se utilizan por falta de enfermos, y para colmo sobran médicos; en los colegios sobra personal docente y PAS ya que la calidad de la enseñanza sobrepasa lo imaginable; todo el mundo tiene donde vivir, todo el mundo tiene para comer, todo el mundo tiene de todo y ya nadie necesita nada más. Mmmmmmmmmmmmm, parece que este tampoco es el problema…

Analicemos pues nuestra forma de funcionar, suponiendo que nuestro objetivo fuera conseguir LA FELICIDAD:

1) Trabajamos para conseguir dinero.
2) Con lo que nos pueda proporcionar el dinero (no sólo con ello) intentamos ser felices.

Tenemos tres “actores” en este sistema: las personas, el dinero, y el objetivo (FELICIDAD).

Veamos el grado de influencia de cada uno de ellos en nuestro funcionamiento:
– Si desparecerian las personas, el resto carecería de sentido.
– Si desapareciera el dinero, nos quedarían los recursos para intentar cumplir objetivo.
– Si desaparece el objetivo, estaríamos trabajando sólo por dinero.

Conclusión:

Que vivimos en una crisis está claro, pero mucho me temo que todo apunta a que esta crisis es de CONCIENCIA.

Como si fuera un cuento…

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: