Skip to content

Renovarse o morir; evolucionar o extinguirse

25 febrero, 2011

Si te paras a pensar, la diferencia principal entre los humanos y el resto de animales, es la capacidad que el ser humano, como animal en sus inicios, ha tenido para “inventar” con la finalidad de hacer más cómoda o confortable su vida, o, si pensamos en nuestros indicios podríamos decir que, menos peligrosa y arriesgada. Mientras que la mitad de los animales sigue matando para sobrevivir, y la otra mitad atemorizada de no ser alimento de otra especie, nosotros hemos ido creando herramientas que nos han ido facilitando la vida.

Hemos pasado de tener que salir cada día de caza para poder sobrevivir y de tener que aprender que alimentos eran comestibles o no dejándonos la vida en ello, a poder estar tranquilos en casa, con nuestra familia, nuestros ocios, nuestras pasiones y nuestros vicios. La comida la podemos ir a buscar a un establecimiento que hay cerca de donde vivimos, y hemos puesto aparatos en nuestras casas para cuando queramos, tengamos agua a la temperatura que necesitemos o nos apetezca.

Ya sabemos que la vida no es tan fabulosa como la he descrito, pero si la mayoría de nosotros la comparamos con la de nuestros indicios, nadie se atreverá a decir que no es tan fabulosa, ¿no? Que se le pregunte a un antepasado que intentaba matar animales grandes para tener que trabajar menos días y obtener más. Habiendo conejos y gallinas, ¿quien se iba a arriesgar con mamuts?

Parece que el uso y utilización de las herramientas que hemos ido creando a lo largo de nuestra historia, han permitido poder sobrevivir cada vez con menos riesgos, al menos, de los que representaban en nuestros inicios poder alimentarse (nos hemos inventado otros riesgos), y de forma más cómoda, tenemos lo que necesitamos ya cortadito y envasado, en un establecimiento a unos metros de donde vivimos. Seamos sinceros, es mucho más cómodo que de como empezamos.

Me pregunto cuántos inventos y herramientas habremos creado, y se habrán quedado por el camino, sin un lugar en la historia dado que no resultaron rentables, entendiendo como rentable, en una época en la que no existía el intercambio de moneda, todo aquello que facilitara y mejorara la vida de un colectivo. Actualmente, la palabra rentable parece solo tener un significado económico. En tiempos en los que no existía la economía, la rentabilidad se debería medir por obtener lo mismo o más, con menor esfuerzo y/o de forma más segura, supongo yo.

Yo creo que hay un invento que no está funcionando, y que debería quedar en la historia para intentar evitar al máximo que lejanas generaciones puedan volver a caer en el error. Es tan sólo mi opinión, claro está.

Cuando hemos conseguido crear un mundo en el que todo ser humano podría disponer de una vida tan fabulosa como la descrita anteriormente, a cambio de contribuir a que todo sea así y mejore en lo posible, es decir, a cambio de realizar una tarea, o lo que la gran mayoría actualmente entendéis como trabajo. Pues resulta, que cuando hemos creado esa posibilidad, no podemos llevarla a cabo. ¿Por algún tipo de catástrofe natural? ¿Por la falta de materias primas? ?Por la falta de recursos humanos? ¿Por la falta de herramientas, maquinaria o tecnología necesaria? ¿Por la falta de medios físicos? No!!! Resulta que no es por nada de esto. Es porque no hay dinero para poder hacerlo. ¿Os dais cuenta? Algo que hemos creado los propios seres humanos, resulta un obstáculo para obtener un beneficio para todos. Podríamos vivir todos en casas ecológicas, automáticas, anti polvo, autosuficientes energéticamente, en auténticos parques naturales, con la mejor atención sanitaria posible, con la mejor educación, con la tranquilidad de que si no pasa una catástrofe natural, las probabilidades de morir corren más de cuenta del riesgo con el que quieras vivir tu vida, que de la lucha por la supervivencia. Y lo más importante, sabiendo que cada vez tenemos más capacidad de estudio, de análisis, y que al mismo tiempo que podríamos disfrutar de lo más parecido al paraíso, o al menos empezar a diseñarlo y construirlo, podemos seguir aprendiendo, entre otras cosas a predecir, evitar o, en el peor de los casos, sobrevivir a una catástrofe natural.

Ya! Pero eso es imposible!!! Pensareis la gran mayoría….

Pero dudo mucho que no hayáis oído hablar estos últimos días de las redes sociales y la libertad de internet… Eso sí, mientras internet siga siendo libre, y las redes sociales no sean condenadas al cierre por albergar grupos revolucionarios que alteran la ley y el orden establecido. (Pim Pam toma lacasitos!)

Para mí, lo peor, y lo digo con todo el respeto del mundo, es ver lo GILIPOLLAS que somos como especie ¿evolucionada? de vivir con problemas que ocasiona un obstáculo que nosotros mismos hemos creado: la economía. Y no se habla de otra cosa por todas partes.

De juzgado de guardia, ¡de verdad!


Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: