Skip to content

Ensayo para un nuevo Sistema

29 enero, 2011

No sé, pero cuando hablo con la gente tengo la sensación de que el ser humano ya se encuentra en la cúspide de la montaña, y que salvo nuevas invenciones, no son predecibles grandes cambios. Vivimos en democracia y no existe mejor forma de hacer las cosas. Entre otras muchas cosas, siempre culpamos a los individuos, y nunca los motivos que “crean” esos individuos; por ejemplo, la culpa de según qué cosas es de los inmigrantes, y nunca de la forma de vida que causa que una persona deba abandonar el lugar donde ha nacido y ha crecido y donde tiene todos sus seres queridos para intentar sobrevivir él y los suyos en una tierra lejana y de cultura muy diferente. ¿Por qué estamos empeñados en culpabilizar y en hablar mal de los demás, o decirles cómo tienen que hacer las cosas?

Creo, sinceramente, que pensar que nos encontramos en lo alto de la cúspide es de una soberbia indignante, espeluznante y muchos otros adjetivos descalificativos que se me ocurran. Y para muestra un botón: sólo hay que mirar nuestro pasado para darnos cuenta de que nada es para siempre. No sé cómo hemos llegado hasta aquí, pero nadie o muy poca gente es capaz de asumir que podemos cambiar la forma de vida cuando queramos y lo pidamos, por otra que creamos que pueda ser mejor. De lo que sabemos hasta ahora, nada es eterno, ni el planeta en que vivimos lo es.

Reconozco que resulta indescriptiblemente difícil intentar encontrar un sistema menos injusto pensando dentro de los parámetros en los que hemos sido adoctrinados. Sí, he dicho adoctrinados, porque entiendo que ninguno hemos aprendido la mayoría de las reglas con las que convivimos, simplemente nos han dicho que son así, y si son así es porque es la mejor manera de hacerlo, ¿no?

Yo intento mirar las cosas de otra manera para intentar pensar de otra manera. Hasta hace poco me situaba en cualquier punto posible (para mí) del planeta, e intentaba pensar en qué se podría hacer para que el mínimo número posible de personas se sintiera infeliz de vivir. Y debo reconocer que mi vista era muy reducida. Desconozco los motivos por los que me ha cambiado la manera de mirar las cosas; pudiera ser algún tipo de golpe no físico que hiciera girar la posición de mi cerebro (metafóricamente hablando). La cuestión es que algo me ha cambiado en la manera de mirar las cosas. Un par de muestras gráficas con las que intentar explicarme mejor.

Según se muestra en esta imagen, según creo yo, nuestro pensamiento se mueve sobre la franja naranja, y según las personas y las formaciones recibidas, la amplitud de pensamiento se muestra en el “cono” verde. Si no limitáramos nuestro pensamiento a cómo vivimos, creo que las posibilidades no tienen límites, y se muestran en la nube azul.

Aún así, uno de los aspectos básicos para poder mirar las cosas de otra forma, a mi entender, es salirse de dentro. Uno no puede ver bien las cosas cuando está en medio de lo que ha de ver. Así, estaremos de acuerdo que la mejor manera de mirarnos actualmente a nosotros mismos es la siguiente:

Creo que es la mejor manera que tenemos actualmente de mirarnos a nosotros mismos. Después de no se cuantos miles de años, ya sabemos dónde estamos, cuantos somos y qué es de los que disponemos. Y no sólo eso, hemos creado herramientas que facilitan un montón los trabajos. Somos la ostia, o la hostia (lo he visto escribir de las dos maneras). Pero ni con toda esta información somos capaces de evitar crisis.

Cuando uno se da cuenta de que vive en esa bola, y que esa bola es la que le permite vivir, es la que nos da vida, empieza a preguntarse por qué todo lo que se mueve dentro de esa bola se basa en el negocio. He preguntado para crear una empresa con el plan Inicia, y lo primero que me han pedido es un plan que “demuestre” que la empresa puede resultar económicamente rentable; da igual si se trata de vender peines a los calvos, o de cubrir una necesidad de un colectivo, lo importante es que sea rentable económicamente. Si partimos de este punto de vista, creo que podemos decir sin ningún temor a equivocarnos que el mundo en el que vivimos es un negocio.

El mundo es un negocio y provoca: hambre, pobreza, injusticia, emigración, etc… Y el mundo basado en negocio se mueve por el intercambio, de forma que el más tiene más puede conseguir, y el que menos tiene y más necesita, el que peor lo va a pasar.

Y me pregunto yo: ahora que ya sabemos dónde estamos, cuántos somos y de donde partimos, si no sería mejor plantearse una manera de vivir basada en el compartir en vez del intercambiar. O dicho de otra forma ¿Y si cambiamos el mundo negocio por el mundo empresa?

Eso me hace pensar que todos, absolutamente todos, desde este planteamiento, somos los clientes de esta empresa. Y que los mismos clientes, vamos a ser trabajadores y empresarios. ¡Qué mejor que ser clientes, trabajadores y empresarios de nuestras vidas!

Hemos creado herramientas que nos podrían permitir trabajar sobre pedido y sobre reaprovisionamiento. No vamos a descubrir ahora que los “supers” y grandes superficies que nos facilitan una tarjeta para acumular puntos, no tienen capacidad de hacer los pedidos por nosotros en base a nuestros consumos.

Tenemos todas las herramientas necesarias para fabricar, servir y mantener todo lo que necesitamos. Y lo mejor de todo, es que si se hace con código abierto, nadie puede dudar de que se estén haciendo trampas. Podemos hacer muchas cosas de forma justa y automática, sin miedo al fraude.

Evidentemente que una vez te planteas un sistema parecido al descrito, te inundan un montón de dudas y ves cantidad de problemas actuales que no se contemplan en un nuevo modelo. Pero yo pienso que si se cambia el modelo, los posibles “daños colaterales” no tienen por qué ser los mismos que conocemos actualmente con un sistema tan diferente.

No quisiera enrollarme sin fin. Tengo material para escribir, pero no quisiera hacer esto interminable. Y sobre todo, si no hay un cambio de mentalidad colectiva, no vale la pena escribir para mentes empeñadas en mantenerse herméticas. Que a nadie le sepa mal, pero resulta muy doloroso a la autoestima escribir o explicar para sentirse despreciado.

Pero si hay otra cosa que también tengo clara, es que un cambio de estas repercusiones, sin etiquetas de derechas ni izquierdas, no se puede prever de un día para otro. Se necesita, lo que en el mundo de la informática se conoce como “Migración del Sistema” con el mejor plan posible que evite cualquier sensación de fracaso por el cambio. Y me parece a mí, que tenemos estudiosos, científicos y pensadores de sobras cualificados para ponerse a trabajar en ello.

Para intentar acabar el artículo, y como otro de los puntos importantes y relevantes del ensayo, deberíamos hablar de las escuelas de hoy. A mi entender, no se puede empezar a trabajar en ningún cambio, si ese cambio no se realiza en nuestro sistema educativo para formar ya las personas en esa nueva visión del mundo, y de esta forma pensar (no inculcarles) ya en las mejoras y las reglas de ese nuevo mundo, sin tener que pasar por el nuestro. Uno de los objetivos que deberíamos plantearnos es el de evitar el fracaso escolar. Cada día entiendo menos que seamos tan “garrulos” de etiquetar a un niño como “tonto” porque no aprende lo que se le enseña. Debe de ser el golpe que me di, no lo olvidemos. Pero me encantaría disponer de un sistema educativo basado en el compartir (sin propiedad intelectual), y en el que el trabajo en grupo permita ubicar a cada persona como competente en algo. No podemos ser todos genios, ni todos mano de obra, ni valorar más una cosa que otra, ya que ambas dependen entre sí. Creo que algo se ha hablado o se ha hecho sobre “Competencias” en el sistema educativo, pero veo que todavía se ponen notas para evaluar lo “tontos” que son algunos. Y al mismo tiempo que vemos en que somos competentes, no nos olvidemos del arte. La de artistas que íbamos a ganar, si conseguimos que cada cual descubra sus competencias, y repartimos el trabajo entre todos para que todos podamos dedicarnos a aquello que nos gusta hacer. No creo en la propiedad intelectual, y en otro artículo intentaré explicarlo.

Ya acabo. Dejo pendiente para otro ensayo hablar sobre organización. De momento os dejo pensando sobre el paso del intercambio al compartir, si es que no dais por hecho que no vale la pena pensar en ello. De todas formas agradeceré tu participación en la simbólica encuesta de este blog.

Pero por favor, tened en cuenta que se podría empezar en cualquier lugar. Tenemos la posibilidad de experimentar diferentes maneras de vivir (como dice Rosendo en su canción), no es necesario cambiar igual todos en todas partes. Yo, si la provincia donde vivo apuesta, me comprometo a dedicarme en cuerpo y alma. Y si lo hace la comunidad autónoma dónde vivo, también me apunto; y si lo hace el Estado al que correspondo, igual; y si la comunidad autónoma donde vivo tiene que convertirse en estado soberano para poder llevarlo a cabo, que cuente con mi voto (¿me ha oído Sr. Artur Mas? En fin, que podemos empezar por cualquier sitio tratando ese territorio y esa comunidad como un mundo. Nada de lo que pienso es imposible por sí mismo. De todo lo que hablo existe la posibilidad, pero esa posibilidad sólo depende de que TODOS luchemos por lo mismo, aunque no sea por las mismas cosas ni pensamientos, pero sí por el mismo objetivo: vivir mejor. Pero basta ya de quejas y represalias. Nos olvidamos de cómo hemos llegado hasta aquí, y empezamos todos de cero. Hagamos un poco de caso a esas religiones, y empecemos perdonando. Y la única forma de jugar y no perder que yo conozco, es cuando TODOS jugamos en el mismo equipo.

Y lo más importante del cambio si lo miramos desde el mundo actual: ¡¡¡LO TENDRIAMOS TODO GRATIS!!! ¡¡¡TE CAGAS!!!

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. Dany permalink
    30 enero, 2011 19:02

    Peter Pan, tal vez estás ensayando una utopía, pero es maravillosa, te felicito!

    • 21 febrero, 2011 13:55

      Gracias Dany, por tus palabras y tu apoyo!

  2. Queenera permalink
    1 febrero, 2011 00:31

    Comparto tu discurso, es un gozo saber que existen personas que quieren intentar romper el molde.

    El dinero es un fantasma, es humo, en realidad no vale nada -¿Ves dinero en la foto de la tierra? No verdad?-. Lo único que realmente tenemos es el mundo, nuestro tiempo y producto de nuestro trabajo. No existe nada más valioso. Querer valorar, especular y manipular el trabajo/tiempo y el producto de éste en mi vocabulario se define como esclavitud o coacción.

    Si somos capaces de abrir lo ojos nos percataremos que no existe crisis, el dinero no nos alimenta: no falta de comer, hay recursos suficiente para vivir todos con bienestar, se puede vivir igualmente.
    El dinero no es más que la llave de acceso ya no al vanal lujo si no a las más básicas necesidades – si porque hasta para comer y poder sobrevivir se necesita el dinero, una verguenza-, es el dinero el que genera pobreza, no el mundo.
    Quizá deberíamos renunciar al lujo, que no al bienestar social y sanitario o la tecnología y progreso: me refiero a la moda, la estúpida moda de tener un objeto de algo tan exclusivo tan singular pero que al fin y al cabo cumple con la misma función que uno de “menor calidad” – según la gente “entendida”-. Finiquitar la tendencia de crear necesidades para fomentar el consumo. Para qué querer más de lo que necesitas? Para qué querer más si sabes que nunca te saciará?

    El dinero es algo que se puede acumular, codiciar, robar, crear, gastar, regalar pero el tiempo no, ni nuestro voluntad ni mano de obra, es nuestro. Es nuestro para poder decidir libremente a qué dedicarlo, qué provecho darle, a quién ayudar, qué crear, qué producir sin ninguna condición, sin estar subyugados.

    Si el mundo tuviera la moral suficiente como para asumir que debe trabajar para el bien de si mismo para poder ser libre, para el bien de todos, no seria necesario trabajar tanto para tener lo que tenemos actualmente – porque lo que tenemos es más de lo que necesitamos-. Habria más tiempo para el ocio, para dedicarlo a los tuyos.Todos tendríamos trabajo o la posibilidad de incorporarnos a uno, o de que se nos enseñara para tal porque no existiría el freno ” de la rentabilidad”. No cabe de duda que marginados, excluidos sociales los seguiría habiendo, pero con muchas más oportunidades de realizarse y reincorporarse al mundo.

    Pero quién está dispuesto a eso? Dile tu al que tiene 20 mansiones en el mundo, una isla, y una multinacional que renuncie a sus bienes, dile que “empozoñaras” las mentes de sus empleados para que abran los ojos.
    Diselo al estado, al gobierno, a los estrechos de mente, a los que viven como sanguijuelas de este sistema y de la gente, a las mafias… en dos dias te tachan de antisistema, comunista, terrorista o altercador, el ENEMIGO!.

    En realidad no queremos destruir el sistema, si no transformarlo. Mucho tiempo o mucha gente será necesaria para derrocar al poderoso caballero Don Dinero y sus seductores secuaces.

    Y no, no formo parte de ningun partido político ni me identifico con ningún movimiento tal, y el que me tache de algo se equivoca. Y sí, trabajo y cobro, pero hago lo que me gusta y que afortunadamente contribuye al progreso científico y sanitario del país, que si no me pagaran me sentiría igual de realizada – otra cosa es que pudiera vivir en con el sistema actual-.
    Asumo que la idea lo pinta todo muy bonito y fácil, no lo es, y tampoco sería el paraiso, el mal es algo que forma parte del hombre y seguirían habiendo desgracias y crímenes, quizá menos o más faciles de lidiar, quizá sería un mundo sólo un “poquito mejor”. Pero creo que valdria la pena probarlo.

    Perdón por el tocho! Saludos.

    • 21 febrero, 2011 14:04

      Queenera, gracias por tu “tocho”!!!
      Yo pienso que dónde no llegue la libertad individual, ha de llegar la segunda forma de hacer las cosas: la democracia. En ese caso, no voy a ser yo quien les diga a los multimillonarios que es lo que deben o pueden hacer. Por mí, si ellos quieren seguir llevando ese ritmo de vida, adelante, pero lo deberán hacer con quienes piensen igual que ellos. Creo que es posible dar la oportunidad a todo el mundo de elegir su “manera de vivir”, ahora, eso sí, sin coaccionar a nadie, que todo el mundo elija, y sobre la elección, defina como pueden vivir y para qué.

      Creo que el mal forma parte del hombre, porque damos pié a que forme parte de él. Cuando se disminuyen los motivos por los que ser malo, o la maldad no aporte beneficio alguno, ya veremos si el hombre sigue utilizando la maldad, o se dedicará a hacer la bondad porque realmente es lo que le aporta beneficio.

      Y para finalizar, creo que en otro sistema, en otra forma de hacer las cosas, lo primero que hay que eliminar es la posiblidad de que existan personas marginadas. Pero eso es un trabajo de base. Qué familia con la posibildad de vivir en un chalet, contribuir con las tareas necesarias para el bienestar de la comunidad, y sin ningún tipo de necesidad a cubrir, se jugaría lo que tiene por seguir siendo un marginado? Pero de todas formas, hay que reconocer que el trabajo es más de crear el futuro en las escuelas, que intentar cambiar a demasiadas personas que ya, de por sí, creen que la doctrina percibida es la buena, y que el resto son patrañas.

      Lo que tengo claro, es que disponemos de grandes y buenos pensadores y estudiosos, capaces de llegar a definir estos sistemas, y sus cambios progresivos.

      Gracias por todo y hasta siempre!

  3. Jacob permalink
    14 junio, 2011 17:55

    Bravo por lo escrito y si, puede parecer utopico pero, a mi me gustaria saber cuanta gente SIENTE (y no piensa necesariamente) como tu.

    Porque en ese formateo de educacion globalizado, basado en la competitividad, el egoismo, el miedo, etc, en ese camino naranja que tan bien has descrito donde, segun el modelo actual, la amplitud del cono verde (y por tanto del numero de soluciones que podemos encontrar frente a un problema) es proporcional a la inteligencia y las posibilidades de cada individuo a tener acceso a una mejor o peor formacion dentro del sistema (siempre entre los limites, claro esta de dicho sistema). Asi, pienso, la mayoria empezo a creer en el sistema actual, donde las universidades se llenaron de estudiantes, mejor medio para poder alcanzar asi otra utopia, la felicidad, disfrazada de la llamada sociedad de bienestar para el sector mas progresista de la sociedad(…)

    Pero en el fondo, hasta el neoliberal mas radical, nadando en los frutos billonarios producto del sistema Neocapitalista, SIENTE (que no piensa) igual que tu (y son muchos los estudios cientificos que siguen demostrando que, por encima de un minimo capaz de cubrir las necesidades minimas del individuo) el dinero NO da la felicidad… pero el tambien esta atrapado dentro del sistema limitado y limitador de las posibilidades del ser humano.

    El problema es que estamos condicionados y habria que empezar a preguntar a la gente, que es lo que siente, no lo que piensa y asi poder entrar en la nube azul fenomenologica del pensamiento no condicionado.

    Y, como dijo Eduardo Galeano, recordando la respuesta de un director de cine amigo suyo a la pregunta de para que sirve la utopia: la utopia, respondio, es como el horizonte que se que nunca podre alcanzar, porque ella se va alejando a medida que yo me acerco, pero que sirve para eso, para caminar.

    Felicidades

    • 14 junio, 2011 20:03

      Gracias Jacob! Y grande el “tito” Galeano: “El mundo se divide entre indignos e indignados”.

  4. Antonio permalink
    28 octubre, 2013 19:12

    La primera parte del ensayo podría ser el prologo de cualquier ideología:

    Puedes llegar a la conclusión de que si no puedes entrar a las mentes herméticas, lo mejor es hacerse liberal individualista del tea party, y entonces abominar de todo lo público en tanto te resta capacidades para desarrollarte vitalmente. (impuestos, normas coactivas etc)

    Tambien puedes pensar que tu solución es la mejor, e intentar imponerla a los demás (tesis básicamente autoritarias) distinguiendo entre la democrática > socialismo.. bien común impuesto etc.. y las puramente autoritarias: dictaduras de derechas o izquierdas.

    Incluso puedes ser utópico.. que parece por lo que optas: Al estado actual no hemos llegado por arte de magia, sino que es el resultado de una historia y tradición cruenta, criminal, o simplemente el resultado de la evolución humana.

    La pregunta es: En el estado actual del conocimiento, se nos abren nuevos cauces de participación social, y a la par nos volvemos mas fácilmente manipulables por posiciones populistas ¿Sabremos evitar los males que nos acechan y mas importante todavía, volveremos a caer en los mismos errores?

    Siendo pesimista (vision mas realista) es que el mundo occidental tiene mucho que perder, pues la igualación por la globalización se está haciendo por abajo, y estando nosotros encima de la media.. parece que las nuevas generaciones no vivirán con el estándar en el que hemos sido educados los de 50 para abajo, y que eso nos va a llevar a caer de nuevo en los populismos, cuando no en los revolucionarismos.. lo cual va a ser peor.

    Siendo Optimista, debemos darnos cuenta del peligro que corremos y que hemos de hacer para evitar esa pérdida de calidad.. lo que sin duda también supone “sangre sudor y lágrimas” pues hemos desperdiciado cuando no malgastado el capital heredado de los antepasados. Hemos vivido por encima de las posibilidades, y las posibilidades cada vez son mas pequeñas. Cada vez que nuestro estado emite deuda.. nos roba futuro. y nosotros al menos mucha gente, exigiendo menos recortes y mas endeudamiento.. así que no hemos evolucionado tanto como parece.

    Como ves siendo optimista o pesimista el resultado es el mismo: LO TENEMOS CRUDO. claro que soñar en un sistema alternativo, es grátis y si es gratis.. no seré yo quien te deje soñar.

    • 28 octubre, 2013 20:07

      Gracias Antonio. La “absurda” realidad es la que es, sin lugar a dudas, y la reflejas bastante bien en tu comentario. Aunque discrepo y no creo que pueda ser posible vivir por encima de nuestras posibilidades. La crisis la marca la falta de dinero, y el dinero no sirve para medir nuestras posibilidades; tenemos capacidad de hacer mucho más de lo que hacemos si trabajáramos directamente para nosotros, en vez de para ganar dinero y ser rentable económicamente. En resumen, que yo creo que estamos muy lejos de vivir al nivel de nuestras posibilidades, pero por debajo.
      Muchas gracias de nuevo por tu tiempo y tu comentario. Feliz VIDA!!!

Trackbacks

  1. Ensayo para un nuevo Sistema | ¿Qu&eacut...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: