Saltar al contenido

​Una de Valors, Educació i Economies varies; per un canvi de paradigma

11 septiembre, 2021

Crec que podem dir sense por a errar-nos, que un dels reptes principals de la majoria d’adults que formem part de la comunitat educativa (mares, pares, tutores i tutors legals, personal docent i personal no docent dels centres educatius) es la de saber inculcar valors a les noves generacions.

A nivell domèstic i familiar, aquesta tasca, a mi m’agrada dir que fem el que podem amb el que sabem, això si, sense defallir en els intents. A nivell del centre educatiu només cal fer una ullada als esdeveniments i accions que es duen a terme al nostre institut: voluntariats amb Alpicat Solidari, el dia de la PAU, el projecte TEI, … així com molts altres relacionats amb el medi ambient i la sostenibilitat (i els que em deixo segurament). I sobre tot, per propis principis vocacionals i humanistes de gran part de l’equip docent.

Ara bé, tot i aquesta gran tasca, si després fem una ullada a l’actualitat i veiem com cada vegada s’incrementen més les desigualtats socials i que ens estem carregant la natura, sembla que els valors que fem per transmetre generació a generació es perden pel camí.

Podríem pensar que donada la diversitat d’essers humans, resulta difícil, per no dir impossible, ficar-se d’acord. Res més lluny de la realitat. Si ens fem la pregunta de quin color ens agrada més, el vermell o el blau, segurament hi haurà diferents opinions, a unes persones els hi agradarà més el vermell, a d’altres el blau, a d’altres cap, i a d’altres tots dos. Si la pregunta que ens fem és si ens estimem més platja o muntanya, molt probablement obtindríem el mateix resultat que amb la qüestió anterior. Però si la pregunta és si ens estimem més estar contents o enfadats, quin creieu que seria el resultat? I si ens preguntem si ens estimem més la guerra o la pau? I entre l’abundància i la escassetat? I així podríem continuar amb la confiança, la sinceritat, l’estima, el respecte, l’empatia, la cooperació, la solidaritat, …

Parlem ara d’economia. El primer que hem de tenir clar és que economia no vol dir diners. Avui en dia, parlar d’economia és parlar de diners, i afecta a tots els àmbits; volem millor sanitat? fan falta diners; volem millor educació? fan falta diners; volem més cultura? diners… Però diuen que la paraula economia ve del grec «oikos némein», que vol dir «LA GESTIÓ DE LA CASA». Es a dir, l’economia és quelcom que practiquem, com a mínim, des que els humans vàrem decidir viure en poblats de forma sedentària, quan la nostra tecnologia estava basada en elements bàsics com la pedra, la fusta, l’aigua, la terra i el foc, i vàrem aprendre l’art de l’agricultura i la ramaderia, entre d’altres. En aquells temps ja havíem de practicar l’economia, i els diners ni existien. Els diners diuen que van aparèixer més tard com a eina per millorar l’intercanvi. Ho remarco: com a eina.

Ara analitzem les regles del joc del sistema econòmic sota el que vivim, l’economia de mercat. Aquest sistema estableix, d’una banda, que l’èxit d’una empresa o organització es mesura amb diners, és a dir, està basat en el lucre; i d’altra banda que el mitjà per aconseguir l’èxit és la competitivitat. En primer lloc, pot resultar estrany que s’utilitzi l’eina (els diners) com a fi de l’activitat. És com si volguéssim mesurar la capacitat de producció d’un equipament agrícola pel nombre de tractors (eina) que tingui el pagès. I el mateix fem amb els estats i el PIB. Pot resultar una dada interessant, però no ens diu el que necessitem saber. D’aquesta manera ens trobem que ni el balanç comptable d’una empresa, ni el PIB d’un estat ens diuen res del nivell de qualitat de vida de les persones; amb un balanç comptable no sabem si una empresa vulnera la dignitat dels seus treballadors, tracta bé els proveïdors i clients, ni si està fent malbé el medi ambient, ni el nivell de participació democràtica ni la transparència; i el mateix ens trobem amb el PIB d’un estat, que no sabem si l’estat vulnera drets humans, si és una dictadura o un altre règim de poder, ni si respecta el medi ambient.

Mosaic de Futur de Glòria Löw

Crec que podem dir que potser és aquí on es perd tota la tasca d’inculcar valors al nostre jovent, ja que en economia no es mesura el que hauríem d’esperar d’ella (segons la Constitució espanyola al seu preàmbul, l’economia ha d’estar dirigida a l’interès general dels ciutadans). Tot el contrari, aquestes regles del joc que hem dissenyat els humans per gestionar-nos a nosaltres mateixos (no ho oblidem!), el que promouen son l’egoisme, la cobdicia, l’avarícia, l’enveja, …

El que si trobem són diferents models econòmics. D’una banda tenim el predominant, anomenat economia de mercat; però existeixen altres com, per exemple, l’Economia Social i Solidaria (ESS) basada en la solidaritat, el treball i el consum conscient; l’Economia Col·laborativa, que consisteix bàsicament en compartir; l’Economia Circular, que atén específicament els problemes de l’esgotament dels recursos naturals i l’acumulació d’escombraries; l’Economia Blava, que proposa aprendre de la natura en lloc de tractar d’extreure d’ella cada vegada més recursos, i redissenyar la nostra manera de viure i de produir seguint aquests principis.

Les anomenades no són les úniques, hi han d’altres, però us vull parlar d’un model que, des del meu punt de vista, continuaria amb l’aplicació d’aquesta tasca d’inculcar i practicar valors, i a més a més, no és un model que ha de competir amb l’actual, ja que el que fa és transcendir aquest. D’altra banda, aquest model també és compatible i complementari a la resta de models que he citat anteriorment.

Aquest model es diu Economia del Bé Comú (EBC d’ara endavant). Per dir-ho molt resumidament, l’EBC proposa substituir l’ànim de lucre i la competitivitat del model actual, pel Bé Comú i la Cooperació com a eixos principals de les noves regles del joc, i que es poden mesurar a partir d’un Balanç del Bé Comú que mesura l’impacte dels diferents Valors en diferents àmbits de l’empresa o organització. Permeteu-me que us faci cinc cèntims.

Una mica d’Història

L’EBC és un moviment i un model o paradigma econòmic integral. Aquest caràcter l’hi deu al seu fundador, Christian Felber, qui sol dir que li hauria agradat ser «todólogo», però com aquesta carrera no existeix va estudiar filologia, sociologia, ciències polítiques i psicologia. És magister en filosofia hispànica, Professor Associat d’Economia (sense haver-ne estudiat) a la Universitat de Viena, cofundador a Àustria, el seu país natal, del moviment ATTAC i del projecte Banca Democràtica. Autor de diversos llibres, dels quals el més conegut és el que porta per títol «L’economia del bé comú», publicat originalment en alemany el 2010 i traduït al castellà el 2012.

El 6 d’octubre d’aquest mateix any, va néixer el moviment de l’EBC amb dotze emprenedors, que reflexionaven «si a la meva empresa em preocupo pel medi ambient, em preocupo per les persones que treballen, em preocupo pels proveïdors, pels clients, per la societat; perquè com a resultat els nostres productes o serveis són més cars?».

S’adonen que les regles del joc econòmic vigent afavoreixen i premien les conductes egoistes, agressives, cobdicioses, antisocials, irresponsables, oportunistes, i especulatives en detriment de les persones i el medi ambient, mentre desanimen les conductes solidàries, responsables, la col·laboració, la cooperació, l’altruisme, i la contribució al bé comú. O sigui que afavoreixen la generació i permanència d’una societat que és la cara oposada del que la majoria de les persones considerem com a ideal.

En l’actualitat i arreu del món més de 2000 empreses s’han adherit a l’EBC i gairebé 400 han elaborat el Balanç del Bé Comú; tres bancs han fet el Balanç del Bé Comú, fins i tot tres escoles superiors, i ara està treballant en implantar el Balanç del Bé Comú la primera Universitat (Universitat de Barcelona); la UNESCO ha atorgat una càtedra en EBC a la Universitat de València, i la Universitat de Barcelona també ha presentat a la UNESCO una càtedra en Economia del Bé Comú; l’escola tècnica superior de Burgenland planeja l’elaboració d’un màster en Economia del Bé Comú; dotzenes de comunitats s’han acoblat ja a la comunitat del bé comú, o ho estan fent;
a tot el món han sorgit 150 grups locals; s’han fundat 19 associacions en llocs que abasten des d’Àustria fins a Xile; s’està creant l’associació internacional; i l’EBC s’ha introduït en els programes de govern de Salzburg i Baden-Württemberg. Recentment, a la península local, el ple de l’ajuntament de Cadis va aprovar l’adhesió del municipi a l’EBC, i ja al nostre país, també ho ha fet l’Ajuntament de Santa Coloma de Queralt (Tarragona).

Valors i model (Una economia amb rostre humà)

Els valors principals de l’EBC són els que constitueixen les dimensions de la Matriu del Bé Comú, que és l’instrument de mesurament del nou sentit de l’èxit econòmic dins l’EBC:

  • Dignitat humana.
  • Solidaritat / cooperació.
  • Sostenibilitat ecològica.
  • Justícia social.
  • Participació democràtica / transparència.

En resum, l’EBC promou que als mercats regeixin els mateixos valors que en la societat: respecte a la dignitat humana, justícia social, solidaritat, sostenibilitat ambiental, democràcia i transparència. No va en contra de res ni de ningú, sinó a favor d’un tipus de societat en la qual prevalguin els valors que tots apreciem.

Assoliments destacables del Moviment

D’una banda, el 25 de setembre de 2015, els líders mundials van adoptar un conjunt d’objectius globals per erradicar la pobresa, protegir el planeta i assegurar la prosperitat per a tots com a part d’una nova agenda de desenvolupament sostenible. Cada objectiu té metes específiques que s’han d’assolir en els propers 15 anys. Els Objectius per un Desenvolupament Sostenible (ODS d’ara endavant).

Per assolir aquestes fites, tothom ha de fer la seva part: els governs, el sector privat, la societat civil i persones com nosaltres.

L’EBC, a través del seu Balanç del Bé Comú, aporta una eina estratègica per al diagnòstic, mesurament i valoració pels diferents objectius i metes dels ODS.

Però podem dir que el major èxit polític fins ara ha estat que la Comissió Econòmica i Social Europea (CESE d’ara endavant) va redactar una presa de posició de 10 pàgines sobre l’Economia del Bé Comú, que va estar acceptada amb una majoria del 86%. Per tant, la Comissió de la UE té intenció d’incorporar l’Economia del Bé Comú en el dret europeu.

Més en detall, el 19 de febrer de 2015, el CESE va decidir elaborar un dictamen d’iniciativa sobre el tema «L’Economia del Bé Comú: un model econòmic sostenible orientat a la cohesió social». Amb aquesta finalitat es va abordar un estudi de les propostes de l’EBC, les que van ser comparades amb d’altres models, i es va redactar un dictamen (CESE, 2015) que finalment va ser aprovat al setembre del mateix any per 144 vots a favor, 13 en contra i 11 abstencions.

Com a part del dictamen pot llegir-se el següent:

  • 1.1. El CESE considera que el model de l’Economia del Bé Comú (EBC) està concebut per a incloure en el marc jurídic europeu i nacional per tal d’avançar cap a un mercat únic europeu a través d’una economia més ètica basada en els valors europeus i els èxits de les polítiques de responsabilitat social, creant a més sinergies encaminades al seu reforç.
  • 1.5. El CESE exigeix a la Comissió Europea que, en el marc de l’estratègia renovada de RSE, dugui a terme un salt qualitatiu que recompensi -en termes de contractació pública, accés als mercats exteriors, avantatges fiscals, etc.- a aquelles empreses que puguin demostrar un major rendiment ètic.
  • 2.5. El model de l’Economia del Bé Comú ofereix un complement adequat i el suport de la societat europea. Els seus objectius i valors van més enllà de les propostes convencionals de la responsabilitat social i la seva visió holística li brinda la capacitat de reunir als agents més diversos de la societat.
  • 3.7. L’EBC és una eina per construir un sòlid sistema social i econòmic que pugui donar a la societat civil europea «protecció i desenvolupament», que ajudi a trobar solucions i, en la mesura del possible, prevenir crisi i que, a més, contribueixi al canvi econòmic i social. L’EBC és la manera de posar la resiliència en el centre dels processos per donar suport a la transició d’una situació de crisi a la recuperació i el desenvolupament.

Més a prop i en l’àmbit acadèmic?

En el que respecta a l’àmbit acadèmic al nostre país cal remarcar, com ja s’ha comentat abans, que la Universitat de Barcelona s’ha adherit a l’EBC i està desenvolupant el seu Balanç del Bé Comú; i també l’adhesió de la fundació Escoles FEDAC; també a Terrassa un centre d’energia local treballa l’EBC a diferents centres educatius.

Al país veí, el Valencià, s’està fent una gran tasca entorn el món acadèmic a més de disposar ja de la càtedra, i disposen de material per poder impartir l’EBC dins l’assignatura d’Economia mitjançant un projecte anomenat «Transformant el món».

A remarcar, els valors de l’EBC aplicats a l’àmbit educatiu s’alineen completament amb l’ODS relatiu a una «educació de qualitat» i amb les metes associades a la seva consecució.

I molt important també, des de l’EBC es posa a disposició dels centres educatius eines i metodologies tant per a la seva aplicació directa a l’aula, com al conjunt dels processos de gestió estratègica dels centres que permetin donar visibilitat a les bones pràctiques generades, estendre els valors del bé comú i la creació d’una xarxa de suport o de centres educatius del bé comú.

Res més. Disculpeu-me la “xapa”. Tant de bo aquestes paraules puguin servir per animar a plantejar-nos l’adhesió a aquest moviment per decisió, d’aquesta, la nostra comunitat educativa. I en cas que no ho veieu factible, el meu desig passa perquè el motiu sigui que ho considereu una Utopia. Perquè ja sabem que moltes utopies del passat son realitats del nostre present, així que esperem convertir les utopies del pressent en realitats del futur. En definitiva, el futur no existeix fins que es fa present, i un present és un regal.

Jordi Gonzàlez
Pare, Membre de l’AFA de l’Institut Manuel de Montsuar de Lleida, i membre de l’Associació Catalana per al Foment de l’Economia del Bé Comú.

Article revisat i escrit per a la revista Tram de Tralla de l’Institut Manuel de Montsuar de Lleida.

Una mica de mates i filosofia contra la crisi climàtica, i en defensa de la Utopia

11 octubre, 2020

(Nota: Article escrit pel número de març de 2020 de la revista Tram de Tralla de l’Institut Manuel de Montsuar de Lleida, i revisat a l’octubre de 2020.)

 
Vull agrair, abans d’entrar en matèria, a tot el que ha fet possible que disposi d’aquest petit espai d’aquesta humil revista: des de l’equip de TRAM DE TRALLA format pels alumnes de 1r de batxillerat que cursen l’assignatura d’audiovisuals i revista, fins l’arbre que va deixar de viure per arribar a convertir-se en aquest espai de paper (si es que ho estàs llegint en la versió impresa), passant per l’ocasió que es va produir per a que la meva persona s’oferís per omplir aquest espai en aquesta ocasió, i sense oblidar-me de la paciència d’Eduard Roure en la espera a rebre aquest article. Moltes gràcies!!!

No em proposo més que compartir reflexions des d’un petit racó de pensar amb lloc a la crítica i l’autocrítica i, com diu l’eslògan de la revista, on la paraula no calla.

 

També m’agradaria aclarir, abans d’entrar en matèria, que amb aquest article vull sortir en defensa de la Utopia, i fer manifesta la meva creença de que cometem un greu error quan, per menysprear un argument o una idea fem anar l’expressió «això es utòpic» en clara al·lusió despectiva. De debò quelcom que s’acosta a l’ ideal dels ideals pot ser dolent? O com escolto dir al nostre jovent: «PerdonaaAAAAAAAA!?!?!? PerdOOONNNAAAAAAAAAAAAA!?!?!?».

M’agrada molt l’explicació de «per a que serveix la Utopia» que fa l’escriptor Eduardo Galeano i que atribueix al director de cine argentí Fernando Birri en una entrevista de Jaume Barberà al programa Singulars de tv3, i que ve a dir «»La Utopia està a l’horitzó. Caminem dues passes, ella s’allunya dues passes i l’horitzó es mou deu passes més enllà. Llavors per a què serveix la Utopia? Per això, la Utopia serveix per a caminar».

 

Tinc la sensació de que quan menyspreem quelcom que sembla utòpic, el que estem fent és dirigir-nos en sentit totalment contrari, i així estem, creant misèria i sofriment i parlant de crisis i crisis… que si la crisi climàtica, que si la nova crisi financera que diuen ja s’apropa,… Però mai en parlem de la que podria ser la causa de totes les crisis, la crisi de consciència o crisi de valors (digueu-li com vulgueu) que vivim i mantenim… si, mantenim… Entrem en matèria.

 

Per començar a entrar en matèria, us vull confessar que cada vegada em costa més tenir esperança i confiança en els adults, i us ho confessa un «jove?» que porta més de cinquanta tombs al sol, però cada dia em resulta més difícil confiar en els que som adults, i només cal fer una ullada als desastres i misèries que som capaços de generar; ho podem veure informant-nos pel qualsevol dels mitjans oficials i adonar-nos d’allò que fem arreu del planeta, o simplement i sense necessitat d’anar gaire lluny, només cal dedicar un dia qualsevol a quedar-se prop del contenidor d’escombraries més proper a casa i fer un recompte del nombre de persones que s’aturen a la recerca, entre les deixalles, de tot allò que els permeti sobreviure, i segurament, a la seva família.

Per contra, i cada cop més, confio i tinc més esperances en el nostre jovent, en aquestes noves onades que percebo més sensibles i amb més dosis de consciència o valors (digueu-li com vulgueu). Aquesta confiança i esperança em va néixer ja fa uns anys escoltant la saviesa natural i innocent de dues nenes meravelloses de les que he aprés i aprenc molt cada dia, amb les que he tingut i tinc la sort encara de gaudir i compartir una petita part de temps i espai de les seves vides, i que avui en dia són alumnes d’aquest institut.

Més recentment, fets com el discurs de la jove Greta Thumberg a la Cimera de Clima de l’ONU on va exclamar amb coratge i ràbia allò de «Molts pateixen i moren, i vostès només parlen de diners».

 

Em resulta esperançador. Però passa el temps, vivim les conseqüències del «no fer res» o «fer ben poc» amb el recent temporal «Gloria» a les nostres terres, i els adults no deixen de parlar de diners, de qui i/o com es paga prendre mesures per combatre la crisi climàtica; i augmenta la pèrdua de confiança en els adults….

 

Permeteu-me un petit «exercici matemàtic-filosòfic?» amb el qual raonar el meu sentiment, tenint en compte el concepte de paradigma tal qual s’explica al següent video:

 

Des del meu punt de vista, existeixen tres actors principals que determinen les regles del paradigma que regeix la nostra «normalitat», la nostra forma de funcionar. A aquests actors els anomenarem variables de l’equació:

  • la variable «Arbre» que representa el planeta, els recursos naturals dels que depenen les nostres vides;
  • la variable «Persones», tot i que entenc que formen part de la variable anterior ja que si no hi ha planeta nosaltres no hi seriem. Però atès que és subjecte dins el paradigma i actor principal que fa el plantejament, per aquest plantejament ens convertim en incògnita a aïllar;
  • i finalment la variable «€» que representa els diners, ja que el nostre paradigma es regeix per una màxima estesa i acceptada que sembla dir que si no hi han diners no es poden fer les coses.

Si fins aquí estem d’acord, comencem doncs a aïllar les incògnites:

  • si eliminem de l’equació la variable «Arbre», es trenca el paradigma. Sense Planeta, ni nosaltres ni els diners tindríem raó d’existència.
  • Si eliminem de l’equació la variable «Persona», el planeta continuaria rutllant com ja ho va fer en un passat, i ho pot tornar a fer segons la meva opinió, si continuem pedalant en la mateixa direcció. A més a més, la variable «€» tampoc existiria, ja que com hem comentat abans, depèn de nosaltres.
  • Finalment, si eliminem la variable «€» de l’equació, només és necessari un altre sistema d’organització o paradigma per sobreviure, ja que, com també s’ha comentat abans, la nostra vida depèn directament de la gestió que fem dels recursos naturals del planeta.

Us imagineu una catàstrofe natural conseqüència del canvi climàtic que arrasi amb les collites i els camps? Us imagineu en una cimera als presidents dels bancs centrals i als màxims dirigents del Fons Monetari Internacional injectant al compte bancari de cadascú de nosaltres uns milions de la variable «€» per a que ningú de nosaltres haguem de patir misèries? (disculpeu-me el sarcasme…)

Que cadascú de nosaltres tregui la seva conclusió, però confesso que si, que m’aporta confiança i esperança que una jove s’encoratgi i es planti davant d’alts càrrecs de la Cimera i tingui la valentia de retreure’ls (i retreure’ns) que amb tot el que estem fent i les seves conseqüències, nosaltres, els adults, només parlem de diners.

Des dels meu humil punt de vista, hem de ser conscients que conseqüències com el canvi climàtic i les crisis financeres no són coses que passen, són coses que fem. Per a mi, el que SI passa es que una flor es pot convertir en una sana i sabrosa fruita, i que una eruga pugui acabar transformant-se en una fràgil i bonica papallona; això SI que són coses que passen; però tot allò que esdevé de les lleis i regles humanes i el nostre comportament, no són coses que passen, són coses que fem, i que, per tant, no hauríem d’eludir la nostra part de responsabilitat.

 

No vull acabar sense confessar-vos, i disculpeu-me l’atreviment, que quan des de la comunitat educativa m’arriba que el propòsit és preparar el nostre jovent per poder desenvolupar-se amb èxit en una societat competitiva, no puc evitar rebre el missatge de que estem pedalant per a que res o poc canvii, i penso al mateix temps, que hauríem de fer quelcom més que dedicar un dia a l’any a anar en bici a la feina per combatre els efectes dels nostres actes.

 

I ara si, vull acabar amb un somni/proposta, per a que no tot sigui crítica. Permeteu-me somiar una mica, i es que en ocasions m’agrada imaginar que les persones que formem la comunitat educativa d’aquest humil institut ens plantegem, dins el marc del moviment «Fridays for Future», destinar un temps dels divendres (com alternativa a la proposta de vaga que fa el moviment) per crear una «assignatura» anomenada, per exemple, «Utopia» on els nostres joves, amb el nostre acompanyament, es dediquessin a fer política per decidir ells mateixos com es volen organitzar i com volen viure, amb llibertat de pensament, sense barreres mentals i sense més lleis invulnerables que les de la Natura. Al futur no es va, el futur es crea.

 

Potser d’aquesta manera, si em permeteu continuar somiant, arriba un dia en que les persones que treballin a la Paeria de la nostra ciutat, quan ens diguin que es reuneixen per fer i aprovar pressupostos, no sigui com ara que s’ajunten per contar els diners que hi han i els que es poden recaptar, i amb aquesta informació decidir que es pot fer i que no. Desitjo i somio que quan ens diguin que es reuneixen per fer i aprovar pressupostos, tinguem la certesa de que és perquè tenen les dades de les necessitats i desitjos de les persones a les que representen, així com les que estan per venir; que han fet per mesurar les nostres capacitats i les nostres habilitats per crear i treballar; i que han mesurat els recursos naturals dels que disposem i de com els podem fer ús de forma sostenible. I que una vegada organitzats amb tota aquesta informació, es comprometin a que es generaran els diners necessaris per garantir que tot el que ens proposem i planifiquem funciona dintre del previst; i que si per un casual una persona, en un moment donat, no té accés a una necessitat, en lloc de marginar-la com fem ara, soni una alarma al sistema i que es fiquin tots els mitjans disponibles i sostenibles per arreglar l’error, i es pugui analitzar en que hem fallat per a que no ens torni a passar. I que arribat aquest dia els bancs siguin d’aliments i d’energia, per disposar de recursos bàsics en casos de veritables crisis, i no de les que nosaltres ens generem a nosaltres mateixos.

 

Desitjo tingueu unes dolces reflexions,

Una persona membre de l’AFA (Associació de Famílies d’Alumnes) de l’Institut Manuel de Montsuar de Lleida que, quan sigui gran, vol ser Utopista, Artista i Esportista 🙂 ❤

Des de Lleida, a 3 de febrer de 2020

Por qué la deuda mata y cómo el trabajo no genera dinero explicado para niñ@s en un simple ejemplo, ¡En pleno Siglo XXI!

24 enero, 2018

Vivimos unos tiempos en los que observo y escucho a muchas personas que se sorprenden mucho de ciertos funcionamientos o comportamientos permitidos y, además, justificados y defendidos. Una de las expresiones que más escucho para mostrar dicho asombro o sorpresa es: «…en pleno Siglo XXI…».

Mi intención con este simple ejemplo es compartir mi asombro, en pleno Siglo XXI, por algunos funcionamientos o comportamientos permitidos, y además, justificados y defendidos; pero que hasta que una persona no se los cuestiona, pasan en nuestro día a día escondidos entre asuntos de corrupción y/o conflictos politico-territorial-identitarios, como si estos últimos, aún con todo el peso que tienen, no fueran más que una simple cortina de humo de lo que realmente condiciona nuestro comportamiento hacia la deshumanización y destrucción de un planeta del que dependemos (por el momento) al 100%.

«CUESTIONAR nuestras más arraigadas creencias requiere de mucho CORAJE porque implica ACEPTAR que hemos podido estar equivocados toda la VIDA»

Para ponernos en situación quisiera comentar que laboralmente me he dedicado, principalmente, a la programación, análisis y consultoría de software de gestión.

Algo que nos enseñan a la hora de definir un sistema de gestión es que el sistema debe funcionar igual (estructuralmente) tanto si lo va a utilizar un usuario como varios, e independientemente del numero de ítems a gestionar, uno o varios.

Analicemos el sistema actual para una sola persona: necesito dinero para acceder a los recursos que me permiten vivir. Nacemos sin dinero. Debería hacerme un crédito a mí mismo de x monedas para luego devolverme las x monedas más alguna más en concepto de intereses. ¿?¿?¿? Imposible devolverme más de lo que me he pedido, no existe. Conclusión: este sistema no funciona.

Mi primera pregunta: ¿existe el dinero a devolver en forma de intereses?

Al realizar esta pregunta a diferentes personas, la gran mayoría me responden lo mismo: puedes generar dinero al trabajar, es decir y por poner un ejemplo, si tú compras algo por 3 monedas y luego lo vendes por 10, estás ganando y, por lo tanto, generando 7 monedas de más.

Segunda pregunta: ¿trabajar genera dinero?

Sigamos analizando el sistema actual ahora para varias personas, pero para hacerlo fácil haremos un ejemplo con 3 personas, sin olvidar que, informaticamente hablando, si funciona para 3 y está bien definido (estructuralmente) deberá funcionar para tantas como soporte la arquitectura sobre la que ésta trabaje, es decir, los recursos sobre los que funciona el sistema (base de datos, hardware, …).

Tenemos 3 personas: P1, P2 y P3.

P1 vive en una tierra rica en arcilla.
P2 no dispone de recursos, pero es hábil en la elaboración de objetos con arcilla.
P3 vive en una tierra rica en agua.

Todas las personas necesitan beber agua en un recipiente de arcilla una vez cada mes para poder vivir.

Piden un crédito al Banco, cada uno de 5 monedas, con la condición de que han de devolver 1 moneda al mes durante 6 meses, ya que hay que retornar una moneda más en forma de interés generado con el crédito.

Situación Inicial

P1 = 5 monedas
P2 = 5 monedas
P3 = 5 monedas
Banco = 0 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 15

Mes 1

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 7 monedas
P2 = 3 monedas
P3 = 5 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas
P1 = 7 monedas
P2 = 7 monedas
P3 = 1 moneda

P3 vende un tarro de arcilla con agua a P1 y P2 por 2 monedas cada tarro
P1 = 5 monedas
P2 = 5 monedas
P3 = 5 monedas

Resultado Mes 1: todas las personas han trabajado, pero el total de monedas existentes y en circulación sigue siendo 15 como al inicio.

P1, P2 y P3 hacen efectiva la primera cuota del préstamo.

Situación a final del mes 1:
P1 = 4 monedas
P2 = 4 monedas
P3 = 4 monedas
Banco = 3 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 12

Mes 2

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 6 monedas
P2 = 2 monedas
P3 = 4 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas
P1 = 6 monedas
P2 = 6 monedas
P3 = 0 monedas

P3 vende un tarro de arcilla con agua a P1 y P2 por 2 monedas cada tarro
P1 = 4 monedas
P2 = 4 monedas
P3 = 4 monedas

P1, P2 y P3 hacen efectiva la segunda cuota del préstamo.

Situación a final del mes 2:
P1 = 3 monedas
P2 = 3 monedas
P3 = 3 monedas
Banco = 6 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 9

Mes 3

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 5 monedas
P2 = 1 monedas
P3 = 3 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas.
ERROR DEL SISTEMA: P3 sólo dispone de 3 monedas. No puede pagar y por lo tanto no podrá facilitar los tarros con agua a P1 y P2. Todas las personas mueren…

Conclusiones: Bajo el sistema actual, el dinero a devolver en forma de intereses no existe y por lo tanto no se puede devolver, y, ojo al dato, trabajar NO genera dinero, sólo lo “mueve”.

Esta forma de funcionar ocasionó el crack del 29 en EEUU y es la razón de ser de la crisis financiera actual. Este sistema está diseñado para colapsar, y no atiende a las necesidades de las personas que vivimos bajo su funcionamiento.

Es más, seamos conscientes, la falla en el sistema lo genera el hecho de devolver un dinero en forma de intereses que no existe. Si repetimos este sistema sin la existencia de una entidad que presta dinero a cambio de un interés que no genera, veríamos que el sistema funcionaria sin problemas, ya que la definición principal de economía según la RAE es “Administración eficaz y razonable de los bienes”.

Primeras preguntas respondidas. Me asalta otra, ¿Necesitamos el dinero para vivir? La respuesta es más que obvia: NO. El dinero es un invento humano, si lo necesitáramos para vivir nos habríamos extinguido antes de inventarlo. Nada más que añadir.

Analicemos ahora otra casuística algo más real con la situación actual. Volvemos a tener 3 personas:

P1 es una profesional de la fontanería doméstica.
P2 es una profesional de la fisioterapia.
P3 es una profesional de la electricidad doméstica.

Entre ellas no se conocen ni saben de sus cualidades ni necesidades. Imaginemos que:

P1 necesita un masaje fisioterapéutico valorado en 50 monedas;
P2 necesita un arreglo eléctrico en su hogar valorado en 50 monedas;
y P3 necesita un servicio de fontanería para su hogar valorado en 50 monedas.

Ninguna de ellas dispone de esa cantidad, y por lo tanto tienen dos opciones: no cubrir sus necesidades o pedir un préstamo que les permita cubrirlas.

El ejemplo del préstamo individual lo descartamos ya que hemos visto que provoca un fallo en el sistema con los anteriores ejemplos.

Ahora imaginemos que “prestamos” 50 monedas a P1 para cubrir su necesidad; ésta pagará 50 monedas a P2 por el servicio, P2 entonces podrá acceder a su necesidad de servicio de electricidad doméstica; y, finalmente, P3 accederá al servicio de fontanería que ofrece P1.

Cubiertas las necesidades vemos que P1 vuelve a disponer de las 50 monedas prestadas en inicio, y que devolviéndolas la “deuda” quedaría saldada y todas las necesidades cubiertas.

Podemos ir un poquito más allá, y tener en cuenta de que si dispusiéramos de un programa que registrara las habilidades y necesidades de cada una de estas personas, el sistema automáticamente asignaría las tareas de cada una de las personas para cubrir las necesidades del colectivo, y por lo tanto, tan solo harían falta unas “ordenes de trabajo” a cumplir, sin necesidad del intercambio de monedas.

¿Se puede vivir sin dinero? Sí. Y podríamos ayudarnos de programas de gestión para aprender a hacerlo, y mientras aprendemos, seguir utilizando las monedas para “validar” que el sistema funciona, un nuevo sistema en el que cuando a una persona no se le cubra una necesidad, muestre una alarma indicando un fallo en el sistema, y no que criminalice, discrimine y/o abandone a esa persona a la caridad del resto.

Amen, así sin tilde – #felizVIDA

Aprovechado del  artículo anterior

Aunque te recomiendo este otro artículo. Infinitas gracias por tu tiempo!!!

¿Has oido hablar de la Economía del Bien Común?

Otras fuentes de denuncia:

Películas de comedia para elegir hacia dónde ir:

Capitalist system is deprecated. Do you want to migrate to Utopia 1.0?

23 noviembre, 2015

Este texto es para acompañar una propuesta al programa de En Comú Podem que consiste en la definición de un software que permita cubrir necesidades sin necesidad de dinero, y que en primera instancia podría servir como Plan de Emergencia Social. Se puede consultar la propuesta en el siguiente enlace: https://programa.encomupodem.cat/topic/564cb0695ccb09da45957962

Para ponernos en situación quisiera comentar que laboralmente me he dedicado, principalmente, a la programación, análisis y consultoría de software de gestión.

Algo que nos enseñan a la hora de definir un sistema de información o gestión es que el sistema debe funcionar igual (estructuralmente) tanto si lo va a utilizar un usuario como varios, e independientemente del numero de ítems a gestionar, uno o varios.

Analicemos el sistema actual para una sola persona: necesito dinero para acceder a los recursos que me permiten vivir. Nacemos sin dinero. Debería hacerme un crédito a mí mismo de x monedas para luego devolverme las x monedas más alguna más en concepto de intereses. ¿?¿?¿? Imposible devolverme más de lo que me he pedido, no existe. Conclusión: este sistema no funciona.

Mi primera pregunta: ¿existe el dinero a devolver en forma de intereses?

Al realizar esta pregunta a diferentes personas, todas me responden lo mismo: puedes generar dinero al trabajar, es decir y por poner un ejemplo, si tú compras algo por 3 monedas y luego lo vendes por 10, estás ganando y, por lo tanto, generando 7 monedas de más.

Segunda pregunta: ¿trabajar genera dinero?

Sigamos analizando el sistema actual ahora para varias personas, pero para hacerlo fácil haremos un ejemplo con 3 personas, sin olvidar que, informaticamente hablando, si funciona para 3 y está bien definido (estructuralmente) deberá funcionar para tantas como soporte la arquitectura sobre la que ésta trabaje, es decir, los recursos sobre los que funciona el sistema (base de datos, hardware, …).

Tenemos 3 personas: P1, P2 y P3.

P1 vive en una tierra rica en arcilla.
P2 no dispone de recursos, pero es hábil en la elaboración de objetos con arcilla.
P3 vive en una tierra rica en agua.

Todas las personas necesitan beber agua en un recipiente de arcilla una vez cada mes para poder vivir.

Piden un crédito al Banco, cada uno de 5 monedas, con la condición de que han de devolver 1 moneda al mes durante 6 meses, ya que hay que retornar una moneda más en forma de interés generado con el crédito.

Situación Inicial

P1 = 5 monedas
P2 = 5 monedas
P3 = 5 monedas
Banco = 0 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 15

Mes 1

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 7 monedas
P2 = 3 monedas
P3 = 5 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas
P1 = 7 monedas
P2 = 7 monedas
P3 = 1 moneda

P3 vende un tarro de arcilla con agua a P1 y P2 por 2 monedas cada tarro
P1 = 5 monedas
P2 = 5 monedas
P3 = 5 monedas

Resultado Mes 1: todas las personas han trabajado, pero el total de monedas existentes y en circulación sigue siendo 15 como al inicio.

P1, P2 y P3 hacen efectiva la primera cuota del préstamo.

Situación a final del mes 1:
P1 = 4 monedas
P2 = 4 monedas
P3 = 4 monedas
Banco = 3 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 12

Mes 2

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 6 monedas
P2 = 2 monedas
P3 = 4 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas
P1 = 6 monedas
P2 = 6 monedas
P3 = 0 monedas

P3 vende un tarro de arcilla con agua a P1 y P2 por 2 monedas cada tarro
P1 = 4 monedas
P2 = 4 monedas
P3 = 4 monedas

P1, P2 y P3 hacen efectiva la segunda cuota del préstamo.

Situación a final del mes 2:
P1 = 3 monedas
P2 = 3 monedas
P3 = 3 monedas
Banco = 6 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 9

Mes 3

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 5 monedas
P2 = 1 monedas
P3 = 3 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas.
ERROR DEL SISTEMA: P3 sólo dispone de 3 monedas. No puede pagar y por lo tanto no podrá facilitar los tarros con agua a P1 y P2. Todas las personas mueren…

Conclusiones: Bajo el sistema actual, el dinero a devolver en forma de intereses no existe y por lo tanto no se puede devolver, y, ojo al dato, trabajar NO genera dinero, sólo lo “mueve”.

Esta forma de funcionar ocasionó el crack del 29 en EEUU y es la razón de ser de la crisis financiera actual. Este sistema está diseñado para colapsar, y no atiende a las necesidades de las personas que vivimos bajo su funcionamiento.

Es más, seamos conscientes, la falla en el sistema lo genera el hecho de devolver un dinero en forma de intereses que no existe. Si repetimos este sistema sin la existencia de una entidad que presta dinero a cambio de un interés que no genera, veríamos que el sistema funcionaria sin problemas, ya que la definición principal de economía según la RAE es “Administración eficaz y razonable de los bienes”.

Primeras preguntas respondidas. Me asalta otra, ¿Necesitamos el dinero para vivir? La respuesta es más que obvia: NO. El dinero es un invento humano, si lo necesitáramos para vivir nos habríamos extinguido antes de inventarlo. Nada más que añadir.

Analicemos ahora otra casuística algo más real con la situación actual. Volvemos a tener 3 personas:

P1 es una profesional de la fontanería doméstica.
P2 es una profesional de la fisioterapia.
P3 es una profesional de la electricidad doméstica.

Entre ellas no se conocen ni saben de sus cualidades ni necesidades. Imaginemos que:

P1 necesita un masaje fisioterapéutico valorado en 50 monedas;
P2 necesita un arreglo eléctrico en su hogar valorado en 50 monedas;
y P3 necesita un servicio de fontanería para su hogar valorado en 50 monedas.

Ninguna de ellas dispone de esa cantidad, y por lo tanto tienen dos opciones: no cubrir sus necesidades o pedir un préstamo que les permita cubrirlas.

El ejemplo del préstamo individual lo descartamos ya que hemos visto que provoca un fallo en el sistema con los anteriores ejemplos.

Ahora imaginemos que “prestamos” 50 monedas a P1 para cubrir su necesidad; ésta pagará 50 monedas a P2 por el servicio, P2 entonces podrá acceder a su necesidad de servicio de electricidad doméstica; y, finalmente, P3 accederá al servicio de fontanería que ofrece P1.

Cubiertas las necesidades vemos que P1 vuelve a disponer de las 50 monedas prestadas en inicio, y que devolviéndolas la “deuda” quedaría saldada y todas las necesidades cubiertas.

Podemos ir un poquito más allá, y tener en cuenta de que si dispusiéramos de un programa que registrara las habilidades y necesidades de cada una de estas personas, el sistema automáticamente asignaría las tareas de cada una de las personas para cubrir las necesidades del colectivo, y por lo tanto, tan solo harían falta unas “ordenes de trabajo” a cumplir, sin necesidad del intercambio de monedas.

¿Se puede vivir sin dinero? Sí. Y podríamos ayudarnos de programas de gestión para aprender a hacerlo, y mientras aprendemos, seguir utilizando las monedas para “validar” que el sistema funciona, un nuevo sistema en el que cuando a una persona no se le cubra una necesidad, muestre una alarma indicando un fallo en el sistema, y no que criminalice, discrimine y/o abandone a esa persona a la caridad del resto.

Donde yo vivo, las reglas del juego son absurdas. Y donde vives tú, ¿cómo son? Si no lo son, por favor, avísame que vengo…

26 septiembre, 2015

Hay quienes me llaman somiatruites (sueñatortillas o sueñatruchas, lo ignoro), otr@s me piden que deje las drogas, otr@s me preguntan si me di un golpe en la cabeza, y much@s otr@s que simplemente se deben compadecer de mí al mismo tiempo que en su mente deben murmullar… pobrecico… parece que no levanta cabeza.

Y todo porque pienso que las reglas del juego donde yo vivo son absurdas, y no solamente absurdas, la absurdidad de la que hacen gala, las convierte en deshumanizadas, asesinas y mafiosas.

Intento explicarme:

  • Deshumananizadas porque nos insensibiliza hasta el punto de «normalizar” que otras personas rebusquen en containers de basura algo para comer o vender, o que otras decidan acabar durmiendo en un cajero.
  • Asesinas porque cuando se dice que con X cantidad de dinero se acabaría con el hambre en el mundo, se está diciendo que existen los alimentos, infraestructuras, medios y mano de obra suficiente para acabar con el hambre, pero lo que falta es el dinero. Y cuando el dinero no tiene ningún vínculo directo con las leyes de la naturaleza, quiero decir que el dinero depende de los seres humanos que lo hemos creado, no depende de ninguna ley natural que permita o no permita que haya más dinero o menos, es que hay algo que no estamos haciendo bien. El dinero se crea en base al negocio, no en base a las necesidades humanas. Eso convierte a la especie humana en asesinos de nosotros mismos. Absurdo. Como cómplice si eres consciente, o cómo víctima si eres inconsciente, pero ABSURDO.
  • Mafiosas porque da igual que nos movamos en el terreno privado o público (administraciones), el caso es que si no pagas parecerá un accidente (en forma de suicidio, de ruina económica, de desahucio, de embargo de bienes o de nóminas, o simplemente añadiendo tu nombre o una lista de negra de morosos para negar crédito (la única forma posible de crear dinero y por lo tanto de poder hacer que tod@s vivamos mejor). Sea como fuere, si no pagas parecerá un accidente.

Y todo esto bajo el único, exagerado y no cuestionado pretexto de que la VIDA es así. ¿Eings? Es más absurda la justificación que las propias reglas del juego. La VIDA es respirar, alimentarse, y amar y ser amad@. Nada más. El resto es demagogia. La VIDA es la VIDA y no depende del ser humano para seguir siendo VIDA. El cómo funcionemos los humanos en nuestra vida dependerá de cómo decidamos los humanos funcionar, la VIDA no nos obliga a nada más para sobrevivir que lo anteriormente citado. La vida no es así, nosotros hacemos que la vida sea así. Reconozcámoslo, sintámonos responsables cada uno de nosotros de lo que pasa, es doloroso, pero si no se reconoce la enfermedad, no hay cura. Después ya nos perdonaremos…

Pero para mí, la absurdidad más absurda de todas las absurdidades, y tengamos en cuenta que, bajo mi punto de vista, las más grandes de las absurdidades que vivimos hoy en día son solamente consecuencias. Consecuencias de la que, para mí, es la más absurda, y no solamente es absurda, está tan arraigada que parece imPOSIBLE cuestionársela. La regla principal del juego: contamos el dinero que tenemos para decidir cómo vamos a poder vivir. ¡¡¡Jódete y baila perico!!! De toda la vida que es “asín” me dicen también. ¡¡¡Y UNA caca!!! (ups!!! perdón por mi lenguaje soez) Si eso fuera así de toda la vida no existiríamos, porque el dinero no existía cuando el ser humano iba convirtiéndose en ser humano, si para vivir hace falta dinero, el ser humano nunca habría existido. Solo existirían el resto de seres vivos que, ¿de forma salvaje e irracional? dependen de sus propias posibilidades y del entorno para vivir, de nada más.

De verdad, ¿no creéis que tendría un poquito más de sentido común analizar de qué somos capaces, y después “fabricar” el dinero para cumplir con los objetivos que nos hemos marcado? ¡¡¡Uff!!! ¡¡¡Eso es imPOSIBLE!!!

¿Perdón? ¿Qué eso es imPOSIBLE? Si es así como funcionan la mayoría de las empresas. Una empresa analiza con los recursos de los que calcula disponer la forma más óptima de producir, y luego busca el dinero para llevarlo a cabo. Las empresas calculan lo que creen que van a poder fabricar o servir en función a sus historiales de consumos, incluso por temporadas (se vende más turrón en navidad, ¿no?). Esta forma de funcionar no solamente es POSIBLE, sino que es REAL, ya funcionamos así a nivel empresarial, porque existen empresas “desarrolladoras de programas de gestión” para las que yo he trabajado y de la competencia, que se “ganan la vida” y/o “nos ganábamos la vida” de hacer negocio facilitando herramientas en forma de sistemas de información a fin y efecto de que la producción sea más óptima. Esto ya se hace. Lo único que hay que modificar es que lo óptimo no signifique dinero, sino que signifique energía a dedicar y las posibles consecuencias para valorar lo que nos conviene más, no lo que nos resulte más barato, monetariamente hablando.

Es más, y ya finalizo porque no quiero alargarme demasiado, si me decís que es imPOSIBLE hacer las cosas así, me estáis diciendo que los protagonistas de éste cuento fábula de mi anterior artículo deciden morir o matarse (llamadlo como queráis). “Es que cuando son pocas personas resulta más fácil organizarse, por eso en Finlandia pudieron castigar a los bancos tras llegar allí la crisis” argumentan la mayoría.

A little moment please… ¿Cuántos habitantes somos en Catalunya?
–Unos 7 millones y medio.
¿Y en España?
–Unos 47 millones.
¿Y en EEUU?
–Casi 320 millones, ¿por qué lo preguntas?
–Cuando hay en elecciones en Catalunya hacia la media noche ya se dispone de un primer recuento definitivo. ¿me estás queriendo decir que en España tardan 6 veces más que en Catalunya?, ¿y que en EEUU 6 veces más que en España en ofrecer un primer recuento definitivo? ¿Tendrá más que ver el cómo nos organizamos que el cuantos somos para hacer las cosas?
-(Silencio).

Está claro, debo tener algún trastorno delirante que me hace no entender el mundo que me queréis explicar aunque ya he vivido en él. Si, lo reconozco, he vivido de forma inconsciente, me he sentido mal, y me he perdonado por no ser consciente.

Y por eso sé de lo que escribo… o eso…, o… será que soy un somiatruites, o que me drogo más de la cuenta, o que me di un golpe en la cabeza, o que… pobrecico de mí que no levanto cabeza…

Aunque mi sana intención es finalizar el artículo con una cita relacionada con lo expresado, debo reconocer desde la honestidad, que por momentos me dan intenciones de no utilizar la cita y dejar la imagen de inicio 😛

Feliz VIDA y abrazos de más de 6 segundos. Yo también os quiero (a algun@s más cerca que a otr@s) a TOD@S, aunque a veces tampoco os lo demuestre.

Pdta.: Ah!!! Se me olvidaba… Yo vivo aquí tierra

 Sociedad Enferma - Jiddu Krishnamurti

 

Los Rockefeller invitan a las mentes más privilegiadas del planeta a un crucero (cuento breve e interactivo)

22 septiembre, 2015

Un día un grupo con las personas más influyentes, poderosas y, por lo tanto, millonarias del planeta, encabezado por las familias Rockefeller (originaria de la propuesta), Rothschild, Warburg, Morgan, Lazard, Mosés Isarel Seif, Kuhn Loeb, Lehman Brothers y Goldman Sachs; decidieron, como acto de reconocimiento al progreso científico y financiero, organizar y premiar a las personas más destacadas de cada campo (tres de cada sexo), a un crucero alrededor del mundo en una flota de 3 buques crucero.

Con la finalidad de que al mismo tiempo que se disfrutaba del viaje, las personas afortunados pudieran intercambiar conocimientos entre ellas, decidieron repartirlas al azar entre los dos primeros buques crucero, quedando reservado el tercero, en exclusiva, a los generosos organizadores, que utilizaron el buque crucero «The World».

The World The-World-interior piscina

Todo iba viento en popa hasta que al treceavo día, de forma totalmente imprevista, una gran tempestad sorprendió la flota de forma que no hubo lugar a la reacción. El resultado de la tempestad fue desolador… Las dos primeras naves quedaron a la deriva; y la última, la de los generosos organizadores, acabó hundiéndose sin quedar superviviente alguno.

hundimiento_25

En cambio, la diosa fortuna quiso que no hubiera que lamentar ninguna muerte entre los viajeros de los otros barcos, que totalmente incomunicados, finalizaron su deriva encallando cercanos a una isla que, a primera vista, parecía deshabitada.

Ayudándose entre ellos y con los botes salvavidas que se salvaron de la catástrofe, consiguieron llegar a la isla dónde al mismo tiempo que se recuperaban aprovecharon para organizarse con la finalidad de explorar el entorno en busca de vida humana, y al mismo tiempo analizar, cada uno en su campo, las posibilidades de supervivencia y desarrollo que ofrecía el entorno, dado que calculaban que con las provisiones recuperables del naufragio como mucho podrían sobrevivir unos 45 días.

Aprovecharon el tiempo y su capacidad de organización tan sabiamente como la situación les permitió, y pasados los días estipulados volvieron a reunirse para poner en común la experiencia de cada uno y así tomar una decisión, si por «desgracia» ninguno de ellos, en su aventura, contactaba con vida civilizada, como al final resultó.

En cada uno de los campos la conclusión resultó ser la misma, y es que en aquella isla existían los recursos suficientes y necesarios como para, que de forma civilizada y organizada, construir un entorno no sólo suficiente para sobrevivir, si no que con el tiempo y aplicando los conocimientos que disponían podrían llegar a construir de forma sostenible una vida confortable, sana y con el suficiente tiempo libre como para seguir mejorando la calidad de vida de todas las personas que lo habitaran, respetando el entorno y conscientes de los límites naturales que la isla ofrecía.

Tras estas conclusiones, lamentaron enormemente que el tercer buque crucero («The World») se hundiera y no poder disponer del dinero suficiente para llevar a cabo lo que necesitaban.

oh no!

Y como este cuento es interactivo, tú también puedes decidir como acaba… hasta en la vida real!

Bona nit, buenas noches, gabon («egun off»), boas noites , good night, bonne nuit, buona sera, boa, noite, goedenacht, god nat, god natt, god dag, hyvää yötä, dobry wieczór, dobrý večer, dobry vecher, doviđenja, laku noć, allin tuta, chepyhare porã, wang Dawei, lailah taíibah, oyasuminasai.

¿Cómo titularías este artículo? #Despertando

11 julio, 2013

Quiero invitarte a encontrar un momento de calma, un tiempo al que dedicarte con total tranquilidad. Créate tu entorno a tu gusto: música, velas, playa, campo, una silla y nada más, … Cógete tu tiempo y espacio para compartirlo contigo mismo.

Haz el ejercicio, físico o mental de sentarte frente a ti, y mirarte a los ojos y, a través de ellos intentar encontrar información de tu pasado con lo que tu eres, tu ser, tu sentir.

Busca en tus raices un antepasado directo, alguien de quien, quieras o no quieras, estás impregnado porque forma parte de tu historia. Ves en esa persona un alma grande, noble, un ser amado al que los de su tribu, esa gran familia, le otorgan la responsabilidad de organizar/liderar la tribu, porque todos depositan su confianza en él.
(me pregunto si te lo imaginas en un balcón dando saltos de alegria a los gritos de «Presidente! Presidente!»).

Ahora eres él, te haces cargo de lo que supone que una familia deposite la confianza en ti del futuro de la tribu o poblado, es igual, tu familia.

Por favor, ahora no te estreses pensando en el cómo complacer a tu familia; olvídate de eso, de momento no hace falta complicarse la vida con eso.

Sé consciente de la responsabilidad, y pregúntate:

– ¿En qué momento y bajo qué circunstancias decidiste que no habia trabajo para todos?

– ¿En qué momento y bajo qué circunstancias decidiste que la calidad de vida de tu familia dependería de si hay muchas piedras de un tipo (oro/dinero) o no. Es decir, disponiendo de los recursos, las herramientas y la capacidad de trabajo y de pensar de la familia, se iba a poder hacer o no, si encontramos muchas piedras iguales, o no…

Tómate tu tiempo…

Si no lo hiciste, si por más que buscas en tu historia no te encuentras haciéndolo; si tu tampoco lo hiciste, llámate Pepito, Fulanito, Menganito, …. 

Entonces yo nos pregunto:

¿Por qué la raza humana vive así dónde yo vivo, si esto es la civilización?

image

image

¿Qué haria yo si tuviera todo el dinero del mundo? #somosIdiotas

11 julio, 2013

¿Sabeis que haria yo si tuviera todo el dinero del mundo? ¿De verdad quereis saberlo?

Es fácil, si yo tuviera todo el dinero del mundo, lo quemaría. Y subido a las cenizas gritaria a los cuatro vientos:

¡¡¡AHORA DEMOSTRADME QUE SIN DINERO NO SE PUEDE HACER NADA!!!

image

¿Vamos despertando a la realidad real?

Abrazos de más de 6 segundos, de esos en que sin darte cuenta, los ojos se cierran 🙂

Se me cae la cara de vergüenza si tengo que explicarle a mis hijas cómo funcionamos #DespiertaYa

4 julio, 2013

Los establecidos en el poder d manipular las reglas para su conveniencia, en realidad no tienen ningun poder, no vuelan ni disparan rayos laser por los ojos. El poder lo tienen xq tienen dinero, y nosotras le damos el poder al dinero. Pero en realidad el dinero tampoco tiene poder; deja un billete sobre la mesa y a ver q capacidades tiene: ninguna.

Si mañana, en vez de dinero tuvieramos puntos, nos dieran puntos x trabajar, y en las tiendas los productos marcaran sus precios en puntos, el poder lo tendrian los puntos, y el dinero no serviria para nada. Y ese es el poder q tenemos y no somos conscientes, tenemos la capacidad d decidir q es importante, pero d jovencitas nos atan a la estaca d la obediencia, el aprender a hacer las cosas segun el orden establecido, y a criminalizarnos o etiquetarnos con síndromes del DSM-IV si no encajamos en un mundo absurdo.

Va siendo hora d hacernos responsables d nuestras vidas para decidir sobre ellas, y no para vivir a espensas de lo q dicte un sistema enfermo, q distorsiona la realidad: para comer necesitamos alimentos, no piedras preciosas ni dinero; por muchas piedras y dinero q tengas, si no hay comida, no comes. Y en casa nos compramos neveras con congeladores para tener comida guardada por si hace falta, y en cambio ahorramos dinero en los bancos por si nos hace falta para poder comer en un futuro. Si esto fuera coherente, los congeladores llevarian un compartimento para dinero.

No sé a vosotras, pero a mi se me cae la cara d vergüenza si tengo q explicarles a mis hijas cómo funcionamos.

image

Feliz VIDA!

Extraña imaginación…

13 septiembre, 2012

Una ventaja de pasar mucho tiempo solo, es que cuando quieres hablar contigo no vale cualquier conversación. Si intentas hablar contigo de algo que ya sabes, ya no te molestas ni en iniciar esa conversación. Así, que cuando surge una conversación, ésta es rica ya sólo por el mero hecho de iniciarse; y además, nunca te discutes, siempre acabas llegando a una conclusión que satisface ambas partes.

El otro día, como no sabía de qué hablarme, intentaba imaginarme ese mundo ideal y utópico que yo sí creo que es posible. Y no había manera. Por más que intentaba ver en mi imaginación una secuencia de imágenes tipo película, no conseguía ninguna imagen.

No tuve más remedio que preguntarme a mí mismo, a qué podía ser debido eso. Tal vez tengan razón todos los que piensan que eso no es posible.

Pero me dije… Perdón, cuando digo me dije, me refiero a que era mi otro yo el que me respondía. Puede resultar confuso intentar seguir esa conversación sin plasmarla como un diálogo, pero me parece más divertido narrarlo. Lo que decía, me dije: no te encasilles en eso, y no saques conclusiones de un solo experimento; prueba otras cosas y tal vez puedas sacar otras conclusiones.

Me gustó lo que me dije, y así lo hice. Intenté imaginarme cosas imposibles ya a estas alturas:

  • Me imaginé jugando la final del mundial de basket con la selección, haciendo un jugadón que te cagas a falta de unos segundos para el final del partido cuando perdíamos de un punto, e inventándome la más mágica de las asistencias a un compañero de mi equipo para clavar un triple que nos daba el triunfo. A-LU-CI-NAN-TE!!!
  • Me imaginé jugando la final del mundial de fútbol con la selección, minuto 89 de partido y empate a cero; me pasan el balón a mi banda (la derecha) a la altura del medio campo; levanto la cabeza y veo al portero algo adelantado, y sin pensármelo dos veces le doy con todas mis fuerzas y el balón supera al portero que no puede hacer nada, y acaba estrellándose contra las mallas. DE-LO-CU-RA!!!
  • Me imaginé en el gran premio de Brasil, conduciendo un F1 de una escudería de mi pueblo. Última carrera del campeonato y sólo me vale quedar primero para conseguir el título. Última vuelta, tercero en carrera por detrás de Hamilton y Schumi … y en la última curva me cuelo entre los dos que se quedan mirando por los retrovisores para ver si me he salido de la pista, para acabar dándose cuenta de que estoy entrando en meta por delante de ellos. A-CO-JO-NAN-TE!!!

No deja de ser extraño. Soy capaz de hacerme una película en mi cabeza de cosas que hoy por hoy son imposibles. Tal vez, 25 años atrás podía catalogarlas de sueños (y por lo tanto, posibles), pero a estas alturas, cuando voy para los 43 años son totalmente imposibles, o por no ser tan tajante, prácticamente imposibles.

No me respondí todavía (mi otro yo). Necesitaba hacer alguna prueba más. >

No me dije nada (mi otro yo otra vez). Quería dejarme seguir pensando. Creo que me gusta dejarme pensar para llegar a mis propias conclusiones.

Tras mucho divagar, al final…. FLASH!!!!!! La prueba que me hacía falta para quedarme tranquilo!!!

Intenté imaginarme algo muy posible: intenté imaginarme a mis hijas, que actualmente tienen 8 y 5 años, con 40 años de edad. Y no lo conseguí!!! Era imposible hacerme un dibujo de ellas en mi cabeza, por más que lo intentaba.

Y al final creo que lo comprendí, o por lo menos, tengo mi propia tesis: no todo aquello que uno no pueda llegar a imaginarse es un imposible; en ocasiones hace falta que pase el tiempo para ayudarte a hacer una idea, y/o en otras ocasiones, es necesario que la realidad varíe lo suficiente como para que aquello que tú crees posible empiece a coger forma en tu cabeza.

Ya no me dije nada más, así que creo que los dos quedamos conformes con la conclusión. El inconveniente, es que ese otro yo, no se abraza físicamente a mí cuando nos vamos a la cama. No todo iban a ser ventajas!!!!

(Post publicado en facebook el 10 de septiembre de 2011

Enlace original: https://www.facebook.com/notes/jordi-gonz%C3%A1lez-hidalgo/extra%C3%B1a-imaginaci%C3%B3n/148954195136842)

A %d blogueros les gusta esto: