Saltar al contenido

Por qué la deuda mata y cómo el trabajo no genera dinero explicado para niñ@s en un simple ejemplo, ¡En pleno Siglo XXI!

24 enero, 2018

Vivimos unos tiempos en los que observo y escucho a muchas personas que se sorprenden mucho de ciertos funcionamientos o comportamientos permitidos y, además, justificados y defendidos. Una de las expresiones que más escucho para mostrar dicho asombro o sorpresa es: “…en pleno Siglo XXI…”.

Mi intención con este simple ejemplo es compartir mi asombro, en pleno Siglo XXI, por algunos funcionamientos o comportamientos permitidos, y además, justificados y defendidos; pero que hasta que una persona no se los cuestiona, pasan en nuestro día a día escondidos entre asuntos de corrupción y/o conflictos politico-territorial-identitarios, como si estos últimos, aún con todo el peso que tienen, no fueran más que una simple cortina de humo de lo que realmente condiciona nuestro comportamiento hacia la deshumanización y destrucción de un planeta del que dependemos (por el momento) al 100%.

“CUESTIONAR nuestras más arraigadas creencias requiere de mucho CORAJE porque implica ACEPTAR que hemos podido estar equivocados toda la VIDA”

Para ponernos en situación quisiera comentar que laboralmente me he dedicado, principalmente, a la programación, análisis y consultoría de software de gestión.

Algo que nos enseñan a la hora de definir un sistema de gestión es que el sistema debe funcionar igual (estructuralmente) tanto si lo va a utilizar un usuario como varios, e independientemente del numero de ítems a gestionar, uno o varios.

Analicemos el sistema actual para una sola persona: necesito dinero para acceder a los recursos que me permiten vivir. Nacemos sin dinero. Debería hacerme un crédito a mí mismo de x monedas para luego devolverme las x monedas más alguna más en concepto de intereses. ¿?¿?¿? Imposible devolverme más de lo que me he pedido, no existe. Conclusión: este sistema no funciona.

Mi primera pregunta: ¿existe el dinero a devolver en forma de intereses?

Al realizar esta pregunta a diferentes personas, la gran mayoría me responden lo mismo: puedes generar dinero al trabajar, es decir y por poner un ejemplo, si tú compras algo por 3 monedas y luego lo vendes por 10, estás ganando y, por lo tanto, generando 7 monedas de más.

Segunda pregunta: ¿trabajar genera dinero?

Sigamos analizando el sistema actual ahora para varias personas, pero para hacerlo fácil haremos un ejemplo con 3 personas, sin olvidar que, informaticamente hablando, si funciona para 3 y está bien definido (estructuralmente) deberá funcionar para tantas como soporte la arquitectura sobre la que ésta trabaje, es decir, los recursos sobre los que funciona el sistema (base de datos, hardware, …).

Tenemos 3 personas: P1, P2 y P3.

P1 vive en una tierra rica en arcilla.
P2 no dispone de recursos, pero es hábil en la elaboración de objetos con arcilla.
P3 vive en una tierra rica en agua.

Todas las personas necesitan beber agua en un recipiente de arcilla una vez cada mes para poder vivir.

Piden un crédito al Banco, cada uno de 5 monedas, con la condición de que han de devolver 1 moneda al mes durante 6 meses, ya que hay que retornar una moneda más en forma de interés generado con el crédito.

Situación Inicial

P1 = 5 monedas
P2 = 5 monedas
P3 = 5 monedas
Banco = 0 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 15

Mes 1

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 7 monedas
P2 = 3 monedas
P3 = 5 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas
P1 = 7 monedas
P2 = 7 monedas
P3 = 1 moneda

P3 vende un tarro de arcilla con agua a P1 y P2 por 2 monedas cada tarro
P1 = 5 monedas
P2 = 5 monedas
P3 = 5 monedas

Resultado Mes 1: todas las personas han trabajado, pero el total de monedas existentes y en circulación sigue siendo 15 como al inicio.

P1, P2 y P3 hacen efectiva la primera cuota del préstamo.

Situación a final del mes 1:
P1 = 4 monedas
P2 = 4 monedas
P3 = 4 monedas
Banco = 3 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 12

Mes 2

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 6 monedas
P2 = 2 monedas
P3 = 4 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas
P1 = 6 monedas
P2 = 6 monedas
P3 = 0 monedas

P3 vende un tarro de arcilla con agua a P1 y P2 por 2 monedas cada tarro
P1 = 4 monedas
P2 = 4 monedas
P3 = 4 monedas

P1, P2 y P3 hacen efectiva la segunda cuota del préstamo.

Situación a final del mes 2:
P1 = 3 monedas
P2 = 3 monedas
P3 = 3 monedas
Banco = 6 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 9

Mes 3

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 5 monedas
P2 = 1 monedas
P3 = 3 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas.
ERROR DEL SISTEMA: P3 sólo dispone de 3 monedas. No puede pagar y por lo tanto no podrá facilitar los tarros con agua a P1 y P2. Todas las personas mueren…

Conclusiones: Bajo el sistema actual, el dinero a devolver en forma de intereses no existe y por lo tanto no se puede devolver, y, ojo al dato, trabajar NO genera dinero, sólo lo “mueve”.

Esta forma de funcionar ocasionó el crack del 29 en EEUU y es la razón de ser de la crisis financiera actual. Este sistema está diseñado para colapsar, y no atiende a las necesidades de las personas que vivimos bajo su funcionamiento.

Es más, seamos conscientes, la falla en el sistema lo genera el hecho de devolver un dinero en forma de intereses que no existe. Si repetimos este sistema sin la existencia de una entidad que presta dinero a cambio de un interés que no genera, veríamos que el sistema funcionaria sin problemas, ya que la definición principal de economía según la RAE es “Administración eficaz y razonable de los bienes”.

Primeras preguntas respondidas. Me asalta otra, ¿Necesitamos el dinero para vivir? La respuesta es más que obvia: NO. El dinero es un invento humano, si lo necesitáramos para vivir nos habríamos extinguido antes de inventarlo. Nada más que añadir.

Analicemos ahora otra casuística algo más real con la situación actual. Volvemos a tener 3 personas:

P1 es una profesional de la fontanería doméstica.
P2 es una profesional de la fisioterapia.
P3 es una profesional de la electricidad doméstica.

Entre ellas no se conocen ni saben de sus cualidades ni necesidades. Imaginemos que:

P1 necesita un masaje fisioterapéutico valorado en 50 monedas;
P2 necesita un arreglo eléctrico en su hogar valorado en 50 monedas;
y P3 necesita un servicio de fontanería para su hogar valorado en 50 monedas.

Ninguna de ellas dispone de esa cantidad, y por lo tanto tienen dos opciones: no cubrir sus necesidades o pedir un préstamo que les permita cubrirlas.

El ejemplo del préstamo individual lo descartamos ya que hemos visto que provoca un fallo en el sistema con los anteriores ejemplos.

Ahora imaginemos que “prestamos” 50 monedas a P1 para cubrir su necesidad; ésta pagará 50 monedas a P2 por el servicio, P2 entonces podrá acceder a su necesidad de servicio de electricidad doméstica; y, finalmente, P3 accederá al servicio de fontanería que ofrece P1.

Cubiertas las necesidades vemos que P1 vuelve a disponer de las 50 monedas prestadas en inicio, y que devolviéndolas la “deuda” quedaría saldada y todas las necesidades cubiertas.

Podemos ir un poquito más allá, y tener en cuenta de que si dispusiéramos de un programa que registrara las habilidades y necesidades de cada una de estas personas, el sistema automáticamente asignaría las tareas de cada una de las personas para cubrir las necesidades del colectivo, y por lo tanto, tan solo harían falta unas “ordenes de trabajo” a cumplir, sin necesidad del intercambio de monedas.

¿Se puede vivir sin dinero? Sí. Y podríamos ayudarnos de programas de gestión para aprender a hacerlo, y mientras aprendemos, seguir utilizando las monedas para “validar” que el sistema funciona, un nuevo sistema en el que cuando a una persona no se le cubra una necesidad, muestre una alarma indicando un fallo en el sistema, y no que criminalice, discrimine y/o abandone a esa persona a la caridad del resto.

Amen, así sin tilde – #felizVIDA

Aprovechado del  artículo anterior

Aunque te recomiendo este otro artículo. Infinitas gracias por tu tiempo!!!

¿Has oido hablar de la Economía del Bien Común?

Otras fuentes de denuncia:

Películas de comedia para elegir hacia dónde ir:

 

Anuncios

Capitalist system is deprecated. Do you want to migrate to Utopia 1.0?

23 noviembre, 2015

Este texto es para acompañar una propuesta al programa de En Comú Podem que consiste en la definición de un software que permita cubrir necesidades sin necesidad de dinero, y que en primera instancia podría servir como Plan de Emergencia Social. Se puede consultar la propuesta en el siguiente enlace: https://programa.encomupodem.cat/topic/564cb0695ccb09da45957962

Para ponernos en situación quisiera comentar que laboralmente me he dedicado, principalmente, a la programación, análisis y consultoría de software de gestión.

Algo que nos enseñan a la hora de definir un sistema de información o gestión es que el sistema debe funcionar igual (estructuralmente) tanto si lo va a utilizar un usuario como varios, e independientemente del numero de ítems a gestionar, uno o varios.

Analicemos el sistema actual para una sola persona: necesito dinero para acceder a los recursos que me permiten vivir. Nacemos sin dinero. Debería hacerme un crédito a mí mismo de x monedas para luego devolverme las x monedas más alguna más en concepto de intereses. ¿?¿?¿? Imposible devolverme más de lo que me he pedido, no existe. Conclusión: este sistema no funciona.

Mi primera pregunta: ¿existe el dinero a devolver en forma de intereses?

Al realizar esta pregunta a diferentes personas, todas me responden lo mismo: puedes generar dinero al trabajar, es decir y por poner un ejemplo, si tú compras algo por 3 monedas y luego lo vendes por 10, estás ganando y, por lo tanto, generando 7 monedas de más.

Segunda pregunta: ¿trabajar genera dinero?

Sigamos analizando el sistema actual ahora para varias personas, pero para hacerlo fácil haremos un ejemplo con 3 personas, sin olvidar que, informaticamente hablando, si funciona para 3 y está bien definido (estructuralmente) deberá funcionar para tantas como soporte la arquitectura sobre la que ésta trabaje, es decir, los recursos sobre los que funciona el sistema (base de datos, hardware, …).

Tenemos 3 personas: P1, P2 y P3.

P1 vive en una tierra rica en arcilla.
P2 no dispone de recursos, pero es hábil en la elaboración de objetos con arcilla.
P3 vive en una tierra rica en agua.

Todas las personas necesitan beber agua en un recipiente de arcilla una vez cada mes para poder vivir.

Piden un crédito al Banco, cada uno de 5 monedas, con la condición de que han de devolver 1 moneda al mes durante 6 meses, ya que hay que retornar una moneda más en forma de interés generado con el crédito.

Situación Inicial

P1 = 5 monedas
P2 = 5 monedas
P3 = 5 monedas
Banco = 0 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 15

Mes 1

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 7 monedas
P2 = 3 monedas
P3 = 5 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas
P1 = 7 monedas
P2 = 7 monedas
P3 = 1 moneda

P3 vende un tarro de arcilla con agua a P1 y P2 por 2 monedas cada tarro
P1 = 5 monedas
P2 = 5 monedas
P3 = 5 monedas

Resultado Mes 1: todas las personas han trabajado, pero el total de monedas existentes y en circulación sigue siendo 15 como al inicio.

P1, P2 y P3 hacen efectiva la primera cuota del préstamo.

Situación a final del mes 1:
P1 = 4 monedas
P2 = 4 monedas
P3 = 4 monedas
Banco = 3 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 12

Mes 2

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 6 monedas
P2 = 2 monedas
P3 = 4 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas
P1 = 6 monedas
P2 = 6 monedas
P3 = 0 monedas

P3 vende un tarro de arcilla con agua a P1 y P2 por 2 monedas cada tarro
P1 = 4 monedas
P2 = 4 monedas
P3 = 4 monedas

P1, P2 y P3 hacen efectiva la segunda cuota del préstamo.

Situación a final del mes 2:
P1 = 3 monedas
P2 = 3 monedas
P3 = 3 monedas
Banco = 6 monedas

Total monedas existentes: 15
Total monedas en circulación: 9

Mes 3

P1 recoge arcilla y se la vende a P2 por el precio de 2 monedas.
P1 = 5 monedas
P2 = 1 monedas
P3 = 3 monedas

P2 elabora 3 tarros de arcilla, y se los vende a P3 por 4 monedas.
ERROR DEL SISTEMA: P3 sólo dispone de 3 monedas. No puede pagar y por lo tanto no podrá facilitar los tarros con agua a P1 y P2. Todas las personas mueren…

Conclusiones: Bajo el sistema actual, el dinero a devolver en forma de intereses no existe y por lo tanto no se puede devolver, y, ojo al dato, trabajar NO genera dinero, sólo lo “mueve”.

Esta forma de funcionar ocasionó el crack del 29 en EEUU y es la razón de ser de la crisis financiera actual. Este sistema está diseñado para colapsar, y no atiende a las necesidades de las personas que vivimos bajo su funcionamiento.

Es más, seamos conscientes, la falla en el sistema lo genera el hecho de devolver un dinero en forma de intereses que no existe. Si repetimos este sistema sin la existencia de una entidad que presta dinero a cambio de un interés que no genera, veríamos que el sistema funcionaria sin problemas, ya que la definición principal de economía según la RAE es “Administración eficaz y razonable de los bienes”.

Primeras preguntas respondidas. Me asalta otra, ¿Necesitamos el dinero para vivir? La respuesta es más que obvia: NO. El dinero es un invento humano, si lo necesitáramos para vivir nos habríamos extinguido antes de inventarlo. Nada más que añadir.

Analicemos ahora otra casuística algo más real con la situación actual. Volvemos a tener 3 personas:

P1 es una profesional de la fontanería doméstica.
P2 es una profesional de la fisioterapia.
P3 es una profesional de la electricidad doméstica.

Entre ellas no se conocen ni saben de sus cualidades ni necesidades. Imaginemos que:

P1 necesita un masaje fisioterapéutico valorado en 50 monedas;
P2 necesita un arreglo eléctrico en su hogar valorado en 50 monedas;
y P3 necesita un servicio de fontanería para su hogar valorado en 50 monedas.

Ninguna de ellas dispone de esa cantidad, y por lo tanto tienen dos opciones: no cubrir sus necesidades o pedir un préstamo que les permita cubrirlas.

El ejemplo del préstamo individual lo descartamos ya que hemos visto que provoca un fallo en el sistema con los anteriores ejemplos.

Ahora imaginemos que “prestamos” 50 monedas a P1 para cubrir su necesidad; ésta pagará 50 monedas a P2 por el servicio, P2 entonces podrá acceder a su necesidad de servicio de electricidad doméstica; y, finalmente, P3 accederá al servicio de fontanería que ofrece P1.

Cubiertas las necesidades vemos que P1 vuelve a disponer de las 50 monedas prestadas en inicio, y que devolviéndolas la “deuda” quedaría saldada y todas las necesidades cubiertas.

Podemos ir un poquito más allá, y tener en cuenta de que si dispusiéramos de un programa que registrara las habilidades y necesidades de cada una de estas personas, el sistema automáticamente asignaría las tareas de cada una de las personas para cubrir las necesidades del colectivo, y por lo tanto, tan solo harían falta unas “ordenes de trabajo” a cumplir, sin necesidad del intercambio de monedas.

¿Se puede vivir sin dinero? Sí. Y podríamos ayudarnos de programas de gestión para aprender a hacerlo, y mientras aprendemos, seguir utilizando las monedas para “validar” que el sistema funciona, un nuevo sistema en el que cuando a una persona no se le cubra una necesidad, muestre una alarma indicando un fallo en el sistema, y no que criminalice, discrimine y/o abandone a esa persona a la caridad del resto.

Donde yo vivo, las reglas del juego son absurdas. Y donde vives tú, ¿cómo son? Si no lo son, por favor, avísame que vengo…

26 septiembre, 2015

Hay quienes me llaman somiatruites (sueñatortillas o sueñatruchas, lo ignoro), otr@s me piden que deje las drogas, otr@s me preguntan si me di un golpe en la cabeza, y much@s otr@s que simplemente se deben compadecer de mí al mismo tiempo que en su mente deben murmullar… pobrecico… parece que no levanta cabeza.

Y todo porque pienso que las reglas del juego donde yo vivo son absurdas, y no solamente absurdas, la absurdidad de la que hacen gala, las convierte en deshumanizadas, asesinas y mafiosas.

Intento explicarme:

  • Deshumananizadas porque nos insensibiliza hasta el punto de “normalizar” que otras personas rebusquen en containers de basura algo para comer o vender, o que otras decidan acabar durmiendo en un cajero.
  • Asesinas porque cuando se dice que con X cantidad de dinero se acabaría con el hambre en el mundo, se está diciendo que existen los alimentos, infraestructuras, medios y mano de obra suficiente para acabar con el hambre, pero lo que falta es el dinero. Y cuando el dinero no tiene ningún vínculo directo con las leyes de la naturaleza, quiero decir que el dinero depende de los seres humanos que lo hemos creado, no depende de ninguna ley natural que permita o no permita que haya más dinero o menos, es que hay algo que no estamos haciendo bien. El dinero se crea en base al negocio, no en base a las necesidades humanas. Eso convierte a la especie humana en asesinos de nosotros mismos. Absurdo. Como cómplice si eres consciente, o cómo víctima si eres inconsciente, pero ABSURDO.
  • Mafiosas porque da igual que nos movamos en el terreno privado o público (administraciones), el caso es que si no pagas parecerá un accidente (en forma de suicidio, de ruina económica, de desahucio, de embargo de bienes o de nóminas, o simplemente añadiendo tu nombre o una lista de negra de morosos para negar crédito (la única forma posible de crear dinero y por lo tanto de poder hacer que tod@s vivamos mejor). Sea como fuere, si no pagas parecerá un accidente.

Y todo esto bajo el único, exagerado y no cuestionado pretexto de que la VIDA es así. ¿Eings? Es más absurda la justificación que las propias reglas del juego. La VIDA es respirar, alimentarse, y amar y ser amad@. Nada más. El resto es demagogia. La VIDA es la VIDA y no depende del ser humano para seguir siendo VIDA. El cómo funcionemos los humanos en nuestra vida dependerá de cómo decidamos los humanos funcionar, la VIDA no nos obliga a nada más para sobrevivir que lo anteriormente citado. La vida no es así, nosotros hacemos que la vida sea así. Reconozcámoslo, sintámonos responsables cada uno de nosotros de lo que pasa, es doloroso, pero si no se reconoce la enfermedad, no hay cura. Después ya nos perdonaremos…

Pero para mí, la absurdidad más absurda de todas las absurdidades, y tengamos en cuenta que, bajo mi punto de vista, las más grandes de las absurdidades que vivimos hoy en día son solamente consecuencias. Consecuencias de la que, para mí, es la más absurda, y no solamente es absurda, está tan arraigada que parece imPOSIBLE cuestionársela. La regla principal del juego: contamos el dinero que tenemos para decidir cómo vamos a poder vivir. ¡¡¡Jódete y baila perico!!! De toda la vida que es “asín” me dicen también. ¡¡¡Y UNA caca!!! (ups!!! perdón por mi lenguaje soez) Si eso fuera así de toda la vida no existiríamos, porque el dinero no existía cuando el ser humano iba convirtiéndose en ser humano, si para vivir hace falta dinero, el ser humano nunca habría existido. Solo existirían el resto de seres vivos que, ¿de forma salvaje e irracional? dependen de sus propias posibilidades y del entorno para vivir, de nada más.

De verdad, ¿no creéis que tendría un poquito más de sentido común analizar de qué somos capaces, y después “fabricar” el dinero para cumplir con los objetivos que nos hemos marcado? ¡¡¡Uff!!! ¡¡¡Eso es imPOSIBLE!!!

¿Perdón? ¿Qué eso es imPOSIBLE? Si es así como funcionan la mayoría de las empresas. Una empresa analiza con los recursos de los que calcula disponer la forma más óptima de producir, y luego busca el dinero para llevarlo a cabo. Las empresas calculan lo que creen que van a poder fabricar o servir en función a sus historiales de consumos, incluso por temporadas (se vende más turrón en navidad, ¿no?). Esta forma de funcionar no solamente es POSIBLE, sino que es REAL, ya funcionamos así a nivel empresarial, porque existen empresas “desarrolladoras de programas de gestión” para las que yo he trabajado y de la competencia, que se “ganan la vida” y/o “nos ganábamos la vida” de hacer negocio facilitando herramientas en forma de sistemas de información a fin y efecto de que la producción sea más óptima. Esto ya se hace. Lo único que hay que modificar es que lo óptimo no signifique dinero, sino que signifique energía a dedicar y las posibles consecuencias para valorar lo que nos conviene más, no lo que nos resulte más barato, monetariamente hablando.

Es más, y ya finalizo porque no quiero alargarme demasiado, si me decís que es imPOSIBLE hacer las cosas así, me estáis diciendo que los protagonistas de éste cuento fábula de mi anterior artículo deciden morir o matarse (llamadlo como queráis). “Es que cuando son pocas personas resulta más fácil organizarse, por eso en Finlandia pudieron castigar a los bancos tras llegar allí la crisis” argumentan la mayoría.

A little moment please… ¿Cuántos habitantes somos en Catalunya?
–Unos 7 millones y medio.
¿Y en España?
–Unos 47 millones.
¿Y en EEUU?
–Casi 320 millones, ¿por qué lo preguntas?
–Cuando hay en elecciones en Catalunya hacia la media noche ya se dispone de un primer recuento definitivo. ¿me estás queriendo decir que en España tardan 6 veces más que en Catalunya?, ¿y que en EEUU 6 veces más que en España en ofrecer un primer recuento definitivo? ¿Tendrá más que ver el cómo nos organizamos que el cuantos somos para hacer las cosas?
-(Silencio).

Está claro, debo tener algún trastorno delirante que me hace no entender el mundo que me queréis explicar aunque ya he vivido en él. Si, lo reconozco, he vivido de forma inconsciente, me he sentido mal, y me he perdonado por no ser consciente.

Y por eso sé de lo que escribo… o eso…, o… será que soy un somiatruites, o que me drogo más de la cuenta, o que me di un golpe en la cabeza, o que… pobrecico de mí que no levanto cabeza…

Aunque mi sana intención es finalizar el artículo con una cita relacionada con lo expresado, debo reconocer desde la honestidad, que por momentos me dan intenciones de no utilizar la cita y dejar la imagen de inicio 😛

Feliz VIDA y abrazos de más de 6 segundos. Yo también os quiero (a algun@s más cerca que a otr@s) a TOD@S, aunque a veces tampoco os lo demuestre.

Pdta.: Ah!!! Se me olvidaba… Yo vivo aquí tierra

 Sociedad Enferma - Jiddu Krishnamurti

 

Los Rockefeller invitan a las mentes más privilegiadas del planeta a un crucero (cuento breve e interactivo)

22 septiembre, 2015

Un día un grupo con las personas más influyentes, poderosas y, por lo tanto, millonarias del planeta, encabezado por las familias Rockefeller (originaria de la propuesta), Rothschild, Warburg, Morgan, Lazard, Mosés Isarel Seif, Kuhn Loeb, Lehman Brothers y Goldman Sachs; decidieron, como acto de reconocimiento al progreso científico y financiero, organizar y premiar a las personas más destacadas de cada campo (tres de cada sexo), a un crucero alrededor del mundo en una flota de 3 buques crucero.

Con la finalidad de que al mismo tiempo que se disfrutaba del viaje, las personas afortunados pudieran intercambiar conocimientos entre ellas, decidieron repartirlas al azar entre los dos primeros buques crucero, quedando reservado el tercero, en exclusiva, a los generosos organizadores, que utilizaron el buque crucero “The World”.

The World The-World-interior piscina

Todo iba viento en popa hasta que al treceavo día, de forma totalmente imprevista, una gran tempestad sorprendió la flota de forma que no hubo lugar a la reacción. El resultado de la tempestad fue desolador… Las dos primeras naves quedaron a la deriva; y la última, la de los generosos organizadores, acabó hundiéndose sin quedar superviviente alguno.

hundimiento_25

En cambio, la diosa fortuna quiso que no hubiera que lamentar ninguna muerte entre los viajeros de los otros barcos, que totalmente incomunicados, finalizaron su deriva encallando cercanos a una isla que, a primera vista, parecía deshabitada.

Ayudándose entre ellos y con los botes salvavidas que se salvaron de la catástrofe, consiguieron llegar a la isla dónde al mismo tiempo que se recuperaban aprovecharon para organizarse con la finalidad de explorar el entorno en busca de vida humana, y al mismo tiempo analizar, cada uno en su campo, las posibilidades de supervivencia y desarrollo que ofrecía el entorno, dado que calculaban que con las provisiones recuperables del naufragio como mucho podrían sobrevivir unos 45 días.

Aprovecharon el tiempo y su capacidad de organización tan sabiamente como la situación les permitió, y pasados los días estipulados volvieron a reunirse para poner en común la experiencia de cada uno y así tomar una decisión, si por “desgracia” ninguno de ellos, en su aventura, contactaba con vida civilizada, como al final resultó.

En cada uno de los campos la conclusión resultó ser la misma, y es que en aquella isla existían los recursos suficientes y necesarios como para, que de forma civilizada y organizada, construir un entorno no sólo suficiente para sobrevivir, si no que con el tiempo y aplicando los conocimientos que disponían podrían llegar a construir de forma sostenible una vida confortable, sana y con el suficiente tiempo libre como para seguir mejorando la calidad de vida de todas las personas que lo habitaran, respetando el entorno y conscientes de los límites naturales que la isla ofrecía.

Tras estas conclusiones, lamentaron enormemente que el tercer buque crucero (“The World”) se hundiera y no poder disponer del dinero suficiente para llevar a cabo lo que necesitaban.

oh no!

Y como este cuento es interactivo, tú también puedes decidir como acaba… hasta en la vida real!

Bona nit, buenas noches, gabon (“egun off”), boas noites , good night, bonne nuit, buona sera, boa, noite, goedenacht, god nat, god natt, god dag, hyvää yötä, dobry wieczór, dobrý večer, dobry vecher, doviđenja, laku noć, allin tuta, chepyhare porã, wang Dawei, lailah taíibah, oyasuminasai.

¿Cómo titularías este artículo? #Despertando

11 julio, 2013

Quiero invitarte a encontrar un momento de calma, un tiempo al que dedicarte con total tranquilidad. Créate tu entorno a tu gusto: música, velas, playa, campo, una silla y nada más, … Cógete tu tiempo y espacio para compartirlo contigo mismo.

Haz el ejercicio, físico o mental de sentarte frente a ti, y mirarte a los ojos y, a través de ellos intentar encontrar información de tu pasado con lo que tu eres, tu ser, tu sentir.

Busca en tus raices un antepasado directo, alguien de quien, quieras o no quieras, estás impregnado porque forma parte de tu historia. Ves en esa persona un alma grande, noble, un ser amado al que los de su tribu, esa gran familia, le otorgan la responsabilidad de organizar/liderar la tribu, porque todos depositan su confianza en él.
(me pregunto si te lo imaginas en un balcón dando saltos de alegria a los gritos de “Presidente! Presidente!”).

Ahora eres él, te haces cargo de lo que supone que una familia deposite la confianza en ti del futuro de la tribu o poblado, es igual, tu familia.

Por favor, ahora no te estreses pensando en el cómo complacer a tu familia; olvídate de eso, de momento no hace falta complicarse la vida con eso.

Sé consciente de la responsabilidad, y pregúntate:

– ¿En qué momento y bajo qué circunstancias decidiste que no habia trabajo para todos?

– ¿En qué momento y bajo qué circunstancias decidiste que la calidad de vida de tu familia dependería de si hay muchas piedras de un tipo (oro/dinero) o no. Es decir, disponiendo de los recursos, las herramientas y la capacidad de trabajo y de pensar de la familia, se iba a poder hacer o no, si encontramos muchas piedras iguales, o no…

Tómate tu tiempo…

Si no lo hiciste, si por más que buscas en tu historia no te encuentras haciéndolo; si tu tampoco lo hiciste, llámate Pepito, Fulanito, Menganito, …. 

Entonces yo nos pregunto:

¿Por qué la raza humana vive así dónde yo vivo, si esto es la civilización?

image

image

¿Qué haria yo si tuviera todo el dinero del mundo? #somosIdiotas

11 julio, 2013

¿Sabeis que haria yo si tuviera todo el dinero del mundo? ¿De verdad quereis saberlo?

Es fácil, si yo tuviera todo el dinero del mundo, lo quemaría. Y subido a las cenizas gritaria a los cuatro vientos:

¡¡¡AHORA DEMOSTRADME QUE SIN DINERO NO SE PUEDE HACER NADA!!!

image

¿Vamos despertando a la realidad real?

Abrazos de más de 6 segundos, de esos en que sin darte cuenta, los ojos se cierran 🙂

Se me cae la cara de vergüenza si tengo que explicarle a mis hijas cómo funcionamos #DespiertaYa

4 julio, 2013

Los establecidos en el poder d manipular las reglas para su conveniencia, en realidad no tienen ningun poder, no vuelan ni disparan rayos laser por los ojos. El poder lo tienen xq tienen dinero, y nosotras le damos el poder al dinero. Pero en realidad el dinero tampoco tiene poder; deja un billete sobre la mesa y a ver q capacidades tiene: ninguna.

Si mañana, en vez de dinero tuvieramos puntos, nos dieran puntos x trabajar, y en las tiendas los productos marcaran sus precios en puntos, el poder lo tendrian los puntos, y el dinero no serviria para nada. Y ese es el poder q tenemos y no somos conscientes, tenemos la capacidad d decidir q es importante, pero d jovencitas nos atan a la estaca d la obediencia, el aprender a hacer las cosas segun el orden establecido, y a criminalizarnos o etiquetarnos con síndromes del DSM-IV si no encajamos en un mundo absurdo.

Va siendo hora d hacernos responsables d nuestras vidas para decidir sobre ellas, y no para vivir a espensas de lo q dicte un sistema enfermo, q distorsiona la realidad: para comer necesitamos alimentos, no piedras preciosas ni dinero; por muchas piedras y dinero q tengas, si no hay comida, no comes. Y en casa nos compramos neveras con congeladores para tener comida guardada por si hace falta, y en cambio ahorramos dinero en los bancos por si nos hace falta para poder comer en un futuro. Si esto fuera coherente, los congeladores llevarian un compartimento para dinero.

No sé a vosotras, pero a mi se me cae la cara d vergüenza si tengo q explicarles a mis hijas cómo funcionamos.

image

Feliz VIDA!

A %d blogueros les gusta esto: